El testimonio de Carlos: ex-master reiki, angeloterapeuta y canalizador

El testimonio de Carlos: ex-master reiki, angeloterapeuta y canalizador

Hola, soy Carlos y les quiero compartir mi testimonio de cómo fui arrancado por Dios de la nueva era, del reiki y de la canalización y porqué. Espero les sea de mucha utilidad y ayude a alguien.

Lo que a continuación redacto es mi experiencia y no creo necesario entrar en detalles de cómo llegué ahí, ya que no creo haya mucha diferencia con la gran mayoría de ustedes:  una vida devastada, sin esperanza, y sin saber hasta el día de hoy como es que empecé en todas esas técnicas, cuando yo varios años antes me carcajeaba de la gente que creía y practicaba estas cosas, además de tacharlas de ignorantes, con todo y todo llegué a grado master reiki, angeloterapeuta certificado, lector de registros akáshicos, lector de oráculos, canalizador y muchos etc más . Obvio unos de mis más grandes intereses siempre fue lo extraterrestre, el universo y como se ligaba con nuestro origen , yo creo por ahí me fueron agarrando, mi HAMBRE DE CONOCIMIENTO se desbocó y realmente se convirtió en una obsesión que llegó a ser fatal, y claro me valí de mucha desinformación y desinformadores que me acarrearon a tomar y usar la Biblia como ya todos sabemos que es usada en este medio, totalmente desvirtuándola, acomodarla a los engaños, encajándola a nuestro antojo y lo que es peor, en mi caso, creyendo en lo bueno como malo y viceversa, además de pregonarlo. Pero hubo dos puntos a mi favor en todo esto y tengo que decirlo:

  • Nunca, nunca, llamé a Dios o lo identifiqué con esos términos que se hacían despreciables : “fuente”, “energía”, “poder superior” o demás.
  • Y la segunda fue que nunca me cuadró ni acepté la peor aberración que escuché metido en ese medio, eso de “maestro Jesús” y la demás bola de cosas que decían de él y Magdalena, simplemente no podía creerlo, y veía todo mundo repetir y repetir todo eso sin cuestionar siquiera…..

El falso Jesucristo de la nueva era: el “maestro Jesús – Sananda”

No tengo idea, como es que aún metido en eso, por lo menos tuve la capacidad de no caer en esa des cosas tan aberrantes, pero en otras sí, como los ángeles, el reiki, y lo que canalizaba, oía y veía que era demasiado, naturalmente uno se cree que ya está con un pie dentro de la divinidad o ascensión directa y sin escalas, que además se te van cayendo plumas de la espalda y las dejas tiradas en tu camino para que otros vean y se salven a gracias a mí…es vergonzoso tener que decir esto, pero así es, es tanta la soberbia que se fue apoderando de mí, que ni cuenta me daba y creía que realmente le iba a hacer bien a la humanidad, pero estaba hipnotizado por los colores, sincronías, las luces, figuras, símbolos, “conocimiento” que se me iba dando como festín, que llegó a ser una verdadera adicción. Sí se pierde piso…

Cuando se está dentro de un sistema de mentiras y engaño tan brutal y envolvente como es este de la nueva era, nos encontramos con un par de situaciones determinantes:

  1. Creerse todo lo que a uno le dicen y estar dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de mostrar que se está en franca “ascensión”.
  2. Tratar de convencerse a uno mismo de cosas que pasan y/o se dicen con tal de pertenecer o de no perderse la tan ansiada ascensión por dudar de que sucedería (como era mi caso, muchísimas cosas yo dudaba y me regañaban por eso, es más… ¿se han dado cuenta de cómo si dudas ante esta gente, se ponen furiosas invariablemente? ¿Cómo te la voltean irremediablemente y acabas sintiéndote muy mal porque según ellos por esa misma actitud de dudas y rebeldía no avanzas y te vas a quedar con los que atrasan o impiden el camino de elevación? Y pues… ¿cómo uno se va a querer quedar sin tan ansiado premio verdad? Así traté de convencerme de cosas que no me cuadraban, aunque hubo varias que no se me daban nomás, como el cobrar por esta “bendición” de conocimiento y sanar gente cobrando, la verdad es que siempre creí que si era algo de Dios, esto le corresponde a toda la humanidad por derecho genuino… o qué, ¿el que no tiene dinero no tiene derecho a este privilegio con esta maravilla para sanarse o ascender? Les decía que eran como tiburones o chacales del dinero, que no era justo… Tuve muchas discusiones con maestros y acabaron diciéndome que por esa mentalidad yo no tenía dinero y me iba mal. El resultado fue apartarme de esos lugares y continuar yo solo con mi misión altruista.

Pero me consta y en experiencia propia, hay una cosa que no falla y va dejando prendidos focos rojos de alerta, gracias Dios se mantuvieron encendidas esas alertas durante mucho tiempo: EL ALMA NO SE EQUIVOCA. Les relato dos sucesos y verán porqué digo esto, y es muy importante no pasar por alto este tipo de situaciones en que el alma te advierte.

Uno de ellos es este:

En una de mis tantas meditaciones, en las que además canalizaba, se me presentó cara a cara un rostro masculino de facciones perfectas, sabía que no era de aquí ese ser, aunque fuera de apariencia humana, sus ojos estaban clavados en mí, era una mirada fuerte, penetrante y firme, los ojos eran amarillos transparentes y en ese momento de la nada grité Lucifer, pero una voz empezó a decirme no, es Jesús… y me costaba trabajo creerlo pero no dejaba de tratar de convencerme que era Jesús, y acabé haciendo labor de convencerme a mí mismo que era Jesús, de pronto se convirtió en una gigantesca cobra negra y desapareció, me quedé espantado e impactado pero tenía que convencerme que era Jesús porque yo estaba en un camino de “luz” , no podía ser de otra manera, y empecé a decir a los demás que vi a Jesús y me dio un símbolo y se lo regalaba a mucha gente,  pero nunca quedé totalmente convencido, aún así lo transmití como si fuera algo bueno, engañando y tratando de engañarme a mí mismo…

La segunda ocasión fue en un parque con mi hija, en la que ella estaba dándoles de comer a los patos y se me ocurrió tomarle fotos, en la noche cuando revisé las fotos, estaba atónito con lo que vi y realmente tenía mucho miedo, de un punto invisible del cielo y de algunos árboles salían unas figuras muy extrañas y como tomé ráfagas de fotos, era muy evidente el movimiento y como salían de la nada, lo primero que dije fue: ¡Demonios! ¡Estos son demonios! Pero igual que la otra ocasión empezó una labor de convencimiento en que no era así, las mismas voces convenciéndome, le mandé las fotos a una amiga compañera reikista y además chamana, y claro, gracias a su ayuda llegué a vendérmela… ¡de que eran hadas!

Yo no quise decirle que sentí que eran demonios, porque pensaba que bajaba mi status como iluminado y por no dejar que dijeran que estaba mal o equivocado, y si veía demonios iban a pensar que era yo un endemoniado y darles la razón que por eso me iba como me iba de mal y se alejarían de mí, y me ganó el prestigio, pero la alerta ahí estuvo.

De verdad pasan estas cosas y más, me tocó ver una verdadera posesión demoniaca como en las películas, sombras negras salir de un cuerpo y meterse a otro en cirugías energéticas, olores horribles ahí mismo, actividad paranormal muy fuerte en el centro holístico al que asistía, y los maestros de ahí, que fueron mis maestros, pidiéndome que ocultara todo esto para que no se les cayera su negocio , así textual me lo pidieron y días después me quisieron lavar el coco con el cuento de que lo que se le metió a mi maestro era un ángel, pero que debíamos saber que los ángeles tienen su lado muy luminoso y a la vez su lado muy obscuro, y que se le metió el lado más obscuro de tal arcángel (que ahorita no quiero ni escribir su nombre) y que por eso se puso tan horrible la situación, para que este señor aprendiera algo que tenía que aprender según él, cosa que jamás le creí y además me sentí insultado con esa explicación tan ridícula….

Las luces de colores, seres bonitos, plumitas, fragancias, dejaron de ser divertidas al paso de los años, se fue oscureciendo todo, empecé a desconfiar de todo lo que veía, y más aún de lo que oía en las personas, cada vez me iba peor y no podía disimularlo, llegaron días en que no tenía un solo peso, pasaron varios días en que no tenía de comer, de pronto toda la gente a mi alrededor desapareció, todas mis relaciones y amistades se esfumaron, mi trabajo estaba quebrado totalmente, ya ni siquiera me pedía la gente reiki o sanaciones a distancia, durante mucho tiempo daba en promedio 4 a distancia, todo mundo me pedía, y ahora ya ni eso, me preguntaba que estaba pasando, y cada vez se ponía peor, sabía que todo el tiempo había una presencia negra y roja junto a mí que además era muy burlona y agresiva, me veía en en el espejo y sabía que no era yo lo que veía, me hablaba a mí mismo en plural y se me hacía extraño, veía las voces detrás de alguna persona con la que interactuaba, si, leíste bien, VEIA LAS VOCES, aún a la fecha no sé como explicar esto, las pesadillas eran tremendas y muy vívidas, desdoblamientos a lugares muy obscuros o generalmente me desdoblaba varias noches y me quedaba parado sin moverme a un lado de mi cama viéndome dormir , descargas de energía muy fuertes que recorrían todo mi cuerpo y no paraban, veía seres por todos lados en mi cuarto de día o de noche, ya no quería dormir, me daba miedo la noche y no tenía idea de porqué si se supone que estaba en contacto con los arcángeles, y por más que “les pedía ayuda” peor me iba, empecé a cometer desaciertos importantes a nivel personal, y empecé a tener un profundo deseo de morirme, sentí un manto negro muy denso sobre mi y quería morirme, oscilaba en la tristeza y la furia.

Yo empezaba a querer hablar con la gente de esto pero no lo comprendían, es más, me criticaban, empecé a preguntarme si realmente estaba parado del lado correcto, y le decía a alguna persona que platicaba conmigo si realmente nunca se había preguntado si estaba del lado correcto, no sabían qué responderme, buscaba a alguien y le hablaba de esto… por ejemplo, ¿no te has dado cuenta que todo lo “holístico” gira alrededor de la abundancia y el dinero? ¿No te das cuenta?? Talleres, seminarios, terapias, símbolos, sanaciones, cursos, canalizaciones, etc etc? Y no sabían que decirme, total me quedaba peor, porque nadie entendía nada y empecé a estar muy enojado, como no había respuesta de nada y cada ver me iba peor dije: ¡a la fregada ángeles y todo! No quiero saber nada de nada ya….  y empecé a vender algunas cosas como oráculos y libros, mi camilla la vendí inmediatamente, estaba furioso, pasaron días en que no sabía qué hacer, no tenía idea porqué pasaba todo esto,  y en las noches empecé a pedirle a Dios llorando que por favor me diera la verdad, necesitaba su verdad, que no me dejara solo y si había una verdad, que me la dijera por favor… después de algunas noches así, me desperté un día y lo primero que dije fue: ¡Jesucristo! ¡Jesucristo es la Verdad! Y volvía a repetir Jesucristo, no se me olvida ese día, sentía dulzura en esas palabras y las sentía llenas de vida, al mismo tiempo daba gracias, en ese momento empecé a juntar todas las cosas que me quedaban de “herramientas espirituales” y empecé a romperlas, todos los manuales, libros, símbolos, canalizaciones, piedras, velas, oráculos, incienso, péndulos, todo lo que se imaginen y crean que pude tener, y los juntaba en dos bolsas negras de las grandes, me sentía humillado y burlado, estaba furioso y con un palo desbaraté a golpes las bolsas hasta quedar exhausto… después tomé mi Biblia y empecé a leer lo que fuera, me metí a internet a buscar lo que fuera y lo que me topé primero fue en youtube el testimonio de Arella, y lo escuché completito en todas sus partes y qué increíble para mí escuchar que alguien había vivido lo que yo,  y entonces seguro habían miles más, ya no me sentía solo y ya no pensaba que estaba loco. Hice varios días las oraciones de liberación, leo la Biblia desde entonces todos los días, pero empezaron los ataques de verdad, y no digo esto para que se espanten, al contrario, deben saber que estas entidades se enojan porque no nos quieren soltar.

Tuve pesadillas horribles, me empujaban en la cama dormido, voces que me decían que los dejara entrar otra vez, visiones espantosas, cosas como insectos y figuras rondando a mi alrededor toda la noche, dolores físicos de la nada, la columna la sentía despedazada, un dolor en la pierna izquierda tan intenso que caminando un día en la calle me quise tirar ahí mismo y morirme del dolor porque no lo aguantaba, una sensación en el vientre como si me hubieran abierto un boquete en el ombligo y todo el día con una sensación espantosa. Poco a poco pasaron estas cosa, no duraron más de tres días, de repente a la fecha me duele el pie izquierdo muy intensamente, pero cuando digo, ya sé de donde vienes o de qué se trata, desaparece al poco rato, o algún sueño de esos indescriptibles y hago oración de liberación.

Ya van varios meses que renuncié a estas prácticas y sé que Dios me está guiando a hacer una limpieza y reacomodo en mis cosas, y por ejemplo pasan cosas como que de un día para otro dejo de escuchar mucha música que antes me encantaba, y de pronto no me entra y hasta me pregunté ¿qué le veía  a esto que me gustaba? Y simplemente ya no la oigo, no se me antoja ni ocurre siquiera, igual con programas de tv, aunque casi nunca veía tele, ahora menos, y dos o tres programas de los que veía a fuerza como los Simpson por ejemplo, ahorita y desde hace rato no se me ocurre verlos ni por equivocación, es más detesto ese programa, es grosero, estúpido y blasfemo, también por ejemplo, yo me dedico a la pintura, y un día de la nada empecé a ver las pinturas que había hecho el año pasado y acabé rompiendo y tirando a la basura varias pinturas que tenía aquí; obvio empecé hace varios meses haciendo limpieza de Facebook borrando para empezar todas las fotos de mi hija, luego, contactos y páginas luego mis pinturas indeseables y acabé eliminando mi cuenta, he bloqueado contactos de mi celular, y la verdad es que ni me cuestiono estas cosas, El Padre sabe lo que hace conmigo y va poco a poco obrando en mí aunque sienta que es muy lento este proceso después de la nueva era, cuando pienso en esta limpia por ejemplo, yo no reclamo o me pongo de necio, le doy las Gracias y procuro tener paciencia, aunque me cueste trabajo, pero tengo que recordar que desobedecí y me alejé de El y aún así me sacó del fango en el que estaba, El me sacó por medio de su hijo Jesucristo y todos los días me muestra Su Palabra y sé que nos tiene algo muy valioso que no tiene equiparable a nada que conozcamos en este mundo, algo más allá de cualquier límite, lo sé en mi corazón y alma que tenemos ganado eso que tanto nos ha prometido, solo nos pide que le obedezcamos y renunciemos a esas prácticas, que volvamos a Él y él nos recibe con los brazos abiertos… ¿un Papá no es así? Llevo mucho tiempo arrepintiéndome y pidiendo perdón, he llorado y me he desesperado, pero bien vale la pena por lo que nos espera.

Llevo unos días con un gran deseo de bautizarme y he estado investigando donde podré hacerlo y espero sea pronto. Dios siempre cumple su promesa y tiene mucha paciencia, nos perdona si nos acercamos a Él arrepentidos sinceramente, después de todo, el que falló soy yo, no Él, ¿verdad? algo que me repito constantemente desde el comienzo de esto es Jesús es mi Salvador y mi Señor, les recomiendo hagan esto si están con dudas y si están todavía metidos en esa prácticas, o están entre que si y no, hagan caso de sus alertas.

¡EL ALMA NO SE EQUIVOCA y DIOS MENOS!

Comparte el artículo con: