Los Judíos e Israel: ¿Cuál es la postura Cristiana ante ellos?

Los Judíos e Israel: ¿Cuál es la postura Cristiana ante ellos?

Tenemos tiempo recopilando información y escuchando estudios de diversas personas sobre el tema de Israel y de los Judíos, y su rol dentro del Cristianismo actual. Durante la etapa inicial de nuestra llegada al Cristianismo, muchos de los maestros que seguíamos exponían diversas teologías orientadas a un cierto apoyo al estado de Israel, y siendo que son maestros que en muchos temas son confiables, y que en muchas cosas están en lo correcto, siempre se corre el riesgo de querer adoptar toda la doctrina completa de un maestro que atina en ciertos puntos… aún cuando como humano, pueda equivocarse en otros aspectos. Tras varios meses de investigación, la cual se inició tras comprobar que la mayoría de las doctrinas actuales son de corte futurista (hablamos de ello en ésta entrada) y que sin importar si el debate es acerca del rapto antes o después de la tribulación (ambos puntos de vista siguen siendo futuristas) hay ciertos aspectos refutables, especialmente si se estudia a fondo la destrucción de Jerusalén y el hecho de que los futuristas aún esperan el cumplimiento de las 70 semanas de Daniel, cumplimiento que se dio completo en el año 70 con la destrucción del templo y de la ciudad de Jerusalén. Por ello, hoy decidimos también ahondar en el tema del sionismo, así como del antisemitismo y dar un punto de vista balanceado al respecto.

Ahondar en este tema también es importante en base a la enorme influencia del movimiento de las raíces hebreas, el cual como hemos expuesto ya en video, nació de enseñanzas engañosas de espíritus corruptos (o demonios posando con seres de luz o como el mismo Jesucristo) que contactan a personas – como por ejemplo a uno de los líderes de raíces hebreas, Jim Staley – para enseñarles que deben volver al Antiguo Testamento y en lo posible, parecerse en todo a los Judíos. El enemigo es tremendamente inteligente, por lo que detrás de las raíces hebreas y de los judaizantes encontramos otro enorme engaño que busca desviar a los Cristianos lejos de la verdadera doctrina de la salvación.

¿Los Judíos son todos sionistas?

Iniciemos mencionando que existe una diferencia entre lo que es el estado de Israel actual, y el pueblo Judío. Muchas personas arrojan en el mismo costal al pueblo Judío junto con el estado de Israel, y es necesario establecer una diferencia entre ambos.

Al pueblo Judío se le había considerado el pueblo elegido de Dios, lo cual efectivamente fue. Podemos leer en la Biblia en el Antiguo Testamento la forma como Dios eligió y amó a varias personas que posteriormente se constituyeron en el pueblo Judío. Personas como Abraham, como Moisés, como David fueron iconos y modelos de la relación personal entre nuestro Creador y diversas personas que se constituyeron en parte esencial del pueblo elegido. Sabemos que los demás pueblos no eran considerados elegidos ni santos, simplemente porque esos pueblos seguían las costumbres paganas y adoraban a falsos dioses… en resumen, adoraban a Satanás y sus caídos que estaban detrás de todas sus costumbres y sus ídolos.

Dentro del Cristianismo actual existen dos corrientes muy complejas y peligrosas, que aunque parecen ser polos opuestos, finalmente llevan al mismo resultado: colaborar con los engaños del enemigo. Uno de ellos es el sionismo Cristiano y el otro es el antisemitismo y culpar de todo a los Judíos.

Hablemos primero de lo que es el sionismo Cristiano (o sionismo evangélico)

Primero definamos qué es el sionismo: es un sistema político basado en la exclusividad racial Judía, que les otorga derechos preferenciales. Muchas personas ven en esto una forma potencial de racismo y discriminación a las otras sociedades del mundo. Y mientras que es cierto que los Judíos fueron el pueblo elegido para que el Redentor se encarnara, y la muerte y resurrección de Jesús marcan un nuevo pacto completamente, muchas personas siguen dando preferencia a los Judíos solo por ser “Judíos”.

El sionismo Cristiano consiste en Cristianos que apoyan el sionismo como sistema político. Ellos creen que el sionismo tiene sus raíces en las Escrituras hebreas, y que en algún sentido la creación del estado de Israel es el cumplimiento de la voluntad de Dios para el pueblo Judío y que se debe apoyar a los Judíos y convertir en una prioridad que los Judíos regresen a su tierra y construyan el templo. Ellos ven el cumplimiento de las profecías Bíblicas en Israel y por tanto, se les debe apoyar. Estos Cristianos creen que todos los actos de Israel están orquestados y aprobados por Dios, y que los Cristianos solo deben observar y apoyar tales actos.

Podemos darnos cuenta del engaño detrás del sionismo Cristiano con una serie de refutaciones que en realidad son muy evidentes:

  1. Los Judíos actuales y sionistas del estado de Israel NO son Cristianos. NO reconocen a Jesucristo, sino que siguen solamente el Antiguo Testamento, y más que nada, a sus tradiciones de hombres, así mismo siguen doctrinas de sus rabinos a los cuales les dan autoridad divina. Hemos hablado del ocultismo Judío en nuestros videos, dentro del cual se encuentra la Cabala… sabemos que muchos rabinos tenían espíritus familiares dictándoles el Zohar, el Talmud y otros escritos que tienen más en común con el satanismo y con el ocultismo, y que son blasfemos ya que niegan a Jesucristo. Todo material que te aleja de la verdad y te lleva a un sistema espiritual del enemigo, es un engaño y es blasfemo.
  2. Habría que preguntarse: ¿cómo es que pudiera ser la voluntad de Dios reunir a un Israel que ni siquiera cree en su Hijo y que no lo acepta? ¿de cuándo acá Dios bendice a quien rechaza su Palabra y mucho peor, rechaza a su Hijo? La Biblia nos habla de la ceguera espiritual de los Judíos y sabemos que muchos Judíos del tiempo de Jesús ya no eran siquiera leales a Yahvé sino que estaban metidos en doctrinas que ellos mismos crearon, y que empezaron a ser influenciados por Satanás, por lo cual se les llamó “la sinagoga de Satanás”. Las duras palabras de Jesús contra los fariseos nos demuestra que en realidad eran hijos de Satanás, porque ellos ya no seguían al Dios verdadero. Y no olvidemos que los fariseos Judíos pidieron la muerte de Jesús. Todas las acciones de los Judíos de esos tiempos los llevo al juicio que se ejecutó sobre ellos en el año 70 con el sitio y la destrucción de Jerusalén, de la cual puedes leer más aquí. Entonces….¿porqué Dios premiaría o ayudaría a Israel cuando no aceptan a Jesucristo?

Dentro del sistema futurista y el marco dispensacionalista, el regreso de los Judíos a Israel significa la reconstrucción del templo, lo cual se adapta muy bien a sus doctrinas del final de los tiempos. Ellos creen que se debe reconstruir el templo para que regresen los sacrificios (cuestión que parece ya estar en marcha) y para que luego llegue el “anticristo” y se siente en el templo de Dios, diciendo que es Dios, y luego venga toda la tribulación, que de acuerdo con el sistema futurista, los Cristianos son raptados (ya sea antes o después de la tribulación) e Israel sufra la tribulación y la persecución del anticristo.

Analicemos un poco al estado de Israel actual. Una de las primeras señales de que algo no anda bien… es su bandera. El hexagrama en su bandera es totalmente un símbolo ocultista.

Historia ocultista del hexagrama

Uno de los asuntos más delicados con los que se enfrentan los israelíes seculares y muchos cristianos mesiánicos es el hexagrama en la bandera del moderno estado de Israel. Los satanistas reconocen este símbolo como uno de sus favoritos, y el más poderoso. Sin embargo, los judíos seculares y muchos cristianos mesiánicos insisten en que este símbolo no es un hexagrama, sino que es la “Estrella de David”. Tales apologistas también insisten en que el símbolo tiene que ser positivo, porque el Rey Salomón fue supuestamente quien seleccionó el símbolo.

Sin embargo, tradicionalmente a los Judíos se les había representado con un menorah (como la imagen que vemos abajo) pero resulta que el moderno estado de Israel prefirió usar un hexagrama, y no creemos que sea simple casualidad.

El menorah Judío… el símbolo original

Si observas la bandera israelí, verás fácilmente que el símbolo dominante es un hexagrama satánico. Se llama “Estrella de David”, porque supuestamente el Rey Salomón la adoptó como símbolo principal cuando estaba construyendo templos (paganos) para algunas de sus esposas paganas. Los antiguos satanistas afirman categóricamente que el rey Salomón en realidad se convirtió en uno de los ocultistas más poderosos de la historia mundial, ya que se había sumergido profundamente en la práctica del ocultismo y la magia por influencia de sus esposas.

“La primera mención de este símbolo fue en el año 922 aC, cuando Salomón se involucró en brujería y magia… este libro traza la adoración hacia Ashtroreth (Astartee – estrella) y Chiun y Remfán de los egipcios antes de Salomón. Luego, en la magia árabe y la brujería, durante la Edad Media, fue utilizado por los druidas, durante el día más venerado por las brujas, llamado Halloween. Varias familias de la élite y también Hitler han usado éste mismo símbolo. Finalmente, aparece en la bandera de Israel “. (Dr. O.J. Graham, “La estrella de seis puntas”, página 3)

Y aquí de nuevo vemos que la evidencia nos lleva a la adoración a la diosa y a los caídos posando como dioses y sellando su influencia a través de la gente que los adoraba. Que la diosa sea relacionada con Ashtoreth, y también con la estrella, queda muy claro, ya que una de las cartas de tarot denominada “la estrella” nos muestra la simbología de la diosa y muestra la estrella que la representaba.

La verdad es que el Rey David nunca usó esta estrella, así que llamarla la ‘Estrella de David’ es en realidad un invento para cubrir lo que realmente representa. Satanás oculta el verdadero significado de sus símbolos detrás de explicaciones falsas.

En resumen, la estrella de seis puntas es el símbolo supremo de la tiranía satánica, que ha sido utilizada por personas a lo largo de la historia para adorar directa o indirectamente a Satanás. Los babilonios, egipcios y asirios la usaron. Los israelitas adoraban dioses estelares, como Remfán y Chiun. Salomon la usó en la adoración de dioses falsos y para invocar los poderes de Satanás. La Iglesia Católica Romana la usa. Los satanistas, los luciferinos, los astrólogos y las brujas lo usan para invocar el poder de los demonios. Los nuevaeristas la usan. Veamos algunos ejemplos del uso del hexagrama:

Hexagrama usado en el Hinduismo

Hexagrama en un templo

Hexagrama en la vestimenta del papado

Hexagrama en celebridades MK Ultra como Miley Cyrus

Hexagrama en los famosos “crop circles” que supuestamente diseñan los “extraterrestres”

Hexagrama en la Cabala

Un hexagrama es el pendiente que usa la nuevaerista y bruja Sol Ahimsa

Hexagramas presentados por la nuevaerista y canalizadora de “pleyadianos”, Bárbara Lecabel, como parte de sus técnicas pleyadianas para la “ascensión”

Hexagrama con el famoso ojete que todo lo ve…

Hexagrama en la masonería

La estrella de 6 puntas integrada con el hinduismo y el mantra OM para llamar a Satanás

Creo que nos queda claro que todos estos sistemas, todas estas personas siguen al mismo ser caído. La estrella de seis puntas equivale numéricamente a 666 (6 puntos, 6 triángulos, un hexágono de 6 lados).

Los cristianos no deberían tener nada que ver con la estrella de seis puntas, ya que es satánica. Esta versión de la “marca de la bestia” identifica grupos de personas que son leales al enemigo.

La estrella de seis puntas fue utilizada por los astrólogos de Babilonia para la adoración al sol. Ellos dividieron los cielos en 36 constelaciones (diez días cada una). Estas fueron representadas por diferentes amuletos llamados “Sigilla Solis” o el Sello del Sol. Estos amuletos fueron usados ​​por los sacerdotes paganos y contenían todos los números del 1 al 36. A través de estas figuras, afirmaron ser capaces de predecir eventos futuros.

Al sumar los números de cualquier columna horizontal o verticalmente, y también las dos diagonales que cruzan el cuadrado, el total es el mismo: 111. La suma de las seis columnas, ya sea horizontal o verticalmente, es 666. El número 666 está asociado con el culto al sol, que se originó en los misterios de la antigua Babilonia pagana.

La adoración al sol, que en realidad es adoración a Satanás, ha existido por miles de años y todavía es venerado hasta el día de hoy por todos aquellos sistemas espirituales controlados por el enemigo. Los israelitas adoraban a la estrella de los dioses extraños y fueron castigados por ello.

Israel adoptó la estrella de seis puntas en el desierto debido a su apostasía. La estrella de Renfán representa al dios Saturno, también llamado Chiun.

El libro de Hechos nos lo deja aún más claro:

Hechos 7:43

Antes bien llevasteis el tabernáculo de Moloc,

Y la estrella de vuestro dios Renfán,

Figuras que os hicisteis para adorarlas.

Os transportaré, pues, más allá de Babilonia.

La adoración de Saturno es la adoración de Satanás. Satanás hizo que Salomón lo adorara a través de dioses falsos. Después de su matrimonio con la hija de Faraón en 922 a. C., Salomón se entregó a la brujería y la idolatría, y construyó altares a Moloch, Ashtoreth y Remfán, la “Estrella”.

Esto es muy significativo, porque Salomón fue un hombre de sabiduría, a quien se le permitió construir el templo de Dios; aún tarde en su vida, Satanás lo hizo adorar y construir altares a dioses falsos, y usar el hexagrama para invocar los poderes de Satanás. El Rey Salomón reintrodujo la estrella de 6 puntas en el reino de Israel, por lo que el Talismán de Saturno se hizo conocido como el Sello de Salomón.

La estrella de seis puntas está grabada en el talismán de Saturno, que se usa en la magia ritual. La cabeza de un toro está encerrada en una estrella de seis puntas, y rodeada de letras que componen el nombre de Remfán, el dios planetario correspondiente a Saturno. El toro representa la adoración de Moloch y, en última instancia, la adoración de Satanás.

“Los satanistas, los ocultistas y los masones veneran al rey Salomón, que poseía un anillo mágico grabado con el sello de Salomón, que le dio poder sobre la monarquía invisible de los demonios.” (La historia y la práctica de la magia, Vol. 2).

Entonces fue Salomón (y no David) quien usó el hexagrama. Esta adoración hacia los falsos dioses satánicos enojó tanto a Dios, que después de la muerte de Salomón, Dios dividió el reino de Israel en dos.

La estrella de seis puntas representa a Satanás, no a la Estrella de David. El hexagrama equivale a 666, que es generalmente conocido ya como la marca de la bestia. Tiene seis puntos, forma seis triángulos equiláteros y su interior forma un hexágono de seis lados, por lo que revela el número de Satanás. Los 6 puntos, 6 triángulos y los 6 lados del hexágono representan el 666.

El hexagrama se usa en magia, brujería, ocultismo, alquimia y los horóscopos zodiacales realizados por astrólogos. De hecho, la palabra ‘hex’, que es la palabra en inglés para “hechizo” deriva de la palabra hexagrama. El hexagrama, tal como el pentagrama, se usa en las prácticas de la magia oculta y ceremonial y se atribuye a los 7 planetas “antiguos” delineados en la astrología.

Los luciferinos no usan el nombre de Satanás. Creen que Lucifer es el dios bueno, y que el Dios de la Biblia es el dios malvado. Helena Blavatsky escribió que “Lucifer es el verdadero Dios”. Blavatsky también incorporó el hexagrama en el emblema de la Sociedad Teosófica, la cual fundó en 1875. La estrella de seis puntas es prominente en su emblema, que también incluye la esvástica, el ankh (cruz con un círculo que representa la vida eterna), el aum (OM) y el ouroboros (un antiguo símbolo que representa una serpiente o un dragón comiendo su propia cola).

Blavatsky creía que “No hay religión más elevada que la verdad (de Lucifer)”. Ella cita información sobre el hexagrama diciendo:

“Los triángulos entrelazados, uno (más claro) apuntando hacia arriba y el otro (más oscuro) apuntando hacia abajo, simbolizan el descenso del espíritu a la materia y su surgimiento de los límites de la forma. Al mismo tiempo, sugieren el conflicto constante entre las fuerzas de la luz y la oscuridad en la naturaleza y en el hombre. Cuando, como en el emblema, se representa el doble triángulo dentro del círculo de la serpiente, se representa toda la naturaleza manifestada, el universo limitado por las limitaciones de tiempo y espacio “.

Queda claro entonces que la presencia de un hexagrama en la bandera del estado actual de Israel no pueden ser buenas noticias.

Los frutos de la nación de Israel (no de los Judíos)

Por otro lado, no solamente Israel como tal NO ha aceptado al Redentor, sino que son actualmente parte de todas las mismas desviaciones sociales que encontramos alrededor del mundo.

Los principales mandatarios mundiales, en especial en los Estados Unidos, han mostrado su apoyo al estado de Israel de una manera descarada, y recientemente se corren rumores de que Trump autorizará establecer la embajada Americana en Jerusalén. Tal establecimiento es como un reconocimiento del estado de Israel sobre esa tierra, y una forma de aliarse en contra Palestina.

Es conocido de todos los abusos y acciones bélicas del estado de Israel contra los Palestinos, las masacres incluso de niños, todo con la justificación de que Dios les ha dado esa tierra por ser el pueblo elegido de Dios. Habrá que preguntarse si Dios aceptaría las matanzas que en su nombre hacen por cuestiones políticas y de territorio, cuando ni siquiera aceptaron a su Hijo.

Lamentablemente, muchos Cristianos han ignorado todos los argumentos anteriores y siguen de un modo u otro basándose en un apoyo al estado de Israel por la simple creencia de que son el pueblo de Dios… sin ponerse a analizar de acuerdo con las Escrituras y de acuerdo con Pablo, quién son los que exactamente se dijo que serían el pueblo de Dios. Muchos Cristianos siguen esperando la Jerusalén física con un reinado físico de Jesucristo, y se olvidan de la Jerusalén espiritual y del reino que NO es de este mundo que nuestro Redentor mencionó en sus enseñanzas.

Muchos Cristianos que sinceramente creen en la Biblia y en Cristo piensan que Dios bendice a las naciones que defienden a Israel y maldice a aquellas que no lo hacen. Creen que los Palestinos son como los filisteos modernos, que son enemigos del pueblo de Dios y que se interponen en la voluntad de Dios. Curiosamente… hoy en día podemos encontrar Palestinos que son Cristianos, ya que no todos son Musulmanes, y se encuentran en guerra y sufrimiento por los conflictos árabes-israelitas al respecto del territorio.

El sionismo es un punto de vista político que muchos Cristianos han adoptado. Muchos Cristianos metidos en política han apoyado a los Judíos a volver a Palestina, creyendo que esa era la voluntad de Dios para los Judíos y para la Iglesia, ya que forma parte de la cosmovisión futurista del final de los tiempos. Según el futurismo, los Judíos deben volver a su tierra, construir el templo, reiniciar los sacrificios para que de ese modo se pueda cumplir la última semana que según ellos falta de Daniel, así como lo citado por Jesucristo en Mateo 24.

Sabemos que hay grupos sionistas que tienen influencia económica y política, y que mucho tienen que ver con la creación del estado de Israel. Nuevamente… ellos NO son Cristianos. Un ejemplo lo tenemos en Jared Kushner, yerno de Trump, el cual forma parte de un culto extremista Judío denominado Chabad, y que sigue esas tradiciones. Obviamente, si es el yerno de Trump, es por la influencia que tiene.

Los sionistas empezaron a usar el aspecto religioso para lograr el apoyo de otras naciones, por lo cual empezaron a acercarse a los evangélicos para propagar el tema de Israel usando las Escrituras para hacerles pensar que la creación del estado de Israel como tal era el cumplimiento de las profecías futuristas… las cuales ya analizamos que son falsas, ya que NO falta una semana de las 70 de Daniel, ni falta que se construyera un templo o que los Judíos regresaran a su tierra… actualmente lo único que se requiere para ser salvo es creer en Jesucristo, arrepentirse y nacer de nuevo, y nada tiene que ver toda esta maniobra política.

Podemos ver que dentro del engaño futurista no solo muchos se han hecho millonarios con falsas predicciones del final de los tiempos, sino que grupos politicos han usado el mismo esquema de una errada interpretación de las 70 semanas de Daniel diciendo que falta una, y que todo lo que Jesús dijo en Mateo 24 solo cuadra si Israel vuelve a ser una nación en su tierra y a reconstruir un templo al cual después llegará el anticristo… y todo esto les conviene avalarlo a fin de impulsar una agenda política.

El argumento es que si crees que los Judíos son el pueblo elegido de Dios ACTUALMENTE ( es decir, que no veas que rechazaron al Mesías y no entiendas el juicio que se vino sobre ellos, y no comprendas el nuevo pacto a través del Nuevo Testamento ) entonces debes apoyar a los judíos, defender a Israel, y apoyar políticamente a Israel. Si crees que Dios les dió esa tierra ACTUALMENTE ( de nuevo, no haces diferencia entre pactos y quieres aplicar todo lo del Antiguo Testamento al pie de la letra ) entonces vas a apoyar el retorno de los Judíos a esa tierra y que desplacen a los Palestinos.

Muchas personas se preguntan qué cumplimiento profético hay con las intenciones de Trump de reubicar la embajada Americana a Jerusalén… la verdad es que proféticamente, esto NO tiene nada que ver con cumplimientos. Tiene que ver con las creencias arriba descritas, pero con la Palabra de Dios, con el nuevo pacto en el que estamos actualmente, lo que hagan o dejen de hacer en Israel no tiene ningún impacto profético. Si Estados Unidos mueve su embajada a Jerusalén, todos los demás países lo seguirán y será una forma de haber autentificado finalmente al estado de Israel. Proféticamente, no hay significado, pero políticamente sí lo hay.

El lobby sionista quiere reconstruir el templo y reiniciar sacrificios ( que ya sabemos que son totalmente inútiles puesto que el sacrificio final ya lo realizó Jesucristo ) incluso ya empiezan a criar a la res roja, que es una especie de res con pelaje rojizo, como el sacrificio ideal a ofrecer en el nuevo templo. Desean construir el nuevo templo en un lugar conocido como el Haram al-Sharif, que es la cúpula de la roca, la cual quieren destruir para construir su templo. Todos podemos estar de acuerdo que es una total pérdida de tiempo pelear por reconstruir un templo que Dios ya destruyó en el año 70 tras juzgar a los Judíos, y que es una abominación rechazar el sacrificio de Jesús para seguir con sacrificios de animales… pero todo esto es porque, nuevamente, LOS JUDIOS NO ACEPTAN A JESUCRISTO.

Un rabino seleccionando una res roja ( red heifer ) adecuada para sacrificios

El sionismo Cristiano está basado en una falsa comprensión de las profecías de Daniel y Mateo 24, es un movimiento apocalíptico y muchas veces hasta fundamentalista. Muchos Cristianos constantemente relacionan lo que sucede en Israel con el Apocalipsis y el final de los tiempos, es lo que se denomina una teología apocalíptica que se la pasa viendo señales del final y queriendo predecir la conclusión de los tiempos, el rapto, el regreso de Jesús, e incluso justifican que el supuesto cumplimiento de las profecías se realice a través de la fuerza o la violencia, sin darse cuenta que están apoyando una falsedad. Uno de los principales colonos Judíos sionistas, Gershon Salomón, dijo que era necesario hacer una guerra, que el Mesías no vendrá por sí mismo, sino que hay que traerlo a través del combate… sabemos que muchos Judíos no aceptaron a Jesús ya que esperaban un comandante, alguien que iría a la guerra por ellos, por tanto no podían aceptar la humildad, mansedumbre y al mismo tiempo la contradicción hacia ellos que Jesucristo manifestó. Los zelotes en el siglo primero tenían esa posición bélica y consideraban que era la forma en la cual por fin llegaría su redentor: a través de la guerra. Ellos creen tener a Dios de su lado, hagan lo que hagan… sin darse cuenta que rechazaron al Hijo de Dios. Ellos no se dan por aludidos de que no siguen la verdad completa de las Escrituras y se han quedado con una creencia miope y parcial de la verdad.

Lo que es peor, es que usan a Dios como excusa para promover sus fines políticos, y no les preocupa la gente… los Judíos que no están en altas posiciones serán los que sufran, porque los van a usar de carne de cañón pensando que lo que hacen es por Dios, y se sigue generando un conflicto y una guerra que finalmente afecta a los más inocentes como siempre. En lugar de encontrar una solución para ambos estados ( Israel y Palestina ) se sigue dando voz solo a Israel, gracias a los engaños de una falsa doctrina apocalíptica, y a Palestina se le relega.

La parte más irónica de las creencias futuristas es que de acuerdo a ellas, Israel será prácticamente aniquilado, ya que en la batalla del Armagedón solo los seguidores de Jesucristo son los salvos, y todos los demás son destruídos… por lo cual resulta irónico que los sionistas recurran al apoyo de Cristianos, aún escuchando que los Judíos son erradicados al final… al parecer ambos lados se usan para sus fines: los Judíos para lograr el apoyo al estado de Israel , y los Cristianos sionistas usan a los Judíos para probar su teología, y no porque realmente les importe la salvación de Israel.

Es importante que reconozcamos en las Escrituras que incluso en el Antiguo Testamento, e incluso en el pueblo elegido, Dios castigó y desechó a Judíos que no estaban siguiendo su Palabra. Tampoco le tembló la mano para castigarlos constantemente por sus desobediencias. Jesús se quejó amargamente ante la rebeldía de los Judíos:

Mateo 23:37

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

Muchas personas que apoyan estas doctrinas y al estado de Israel como tal, dicen que los demás no entienden el reloj profético de Dios y las promesas hechas de parte de Dios a los Judíos. Lamentablemente muchos muy buenos maestros Cristianos, en otros tópicos tienen muchísima razón, pero en este tema no están comprendiendo todo el contexto y se siguen afiliando a una doctrina basada en el futurismo y erradas interpretaciones sobre las 70 semanas de Daniel y Mateo 24.

¿Cuál es la postura en la Biblia al respecto de los Judíos?

Muchos Cristianos dicen que los Judíos no rechazaron al Mesías, sino que lo aceptarán en el día final, y se basan en Romanos 11. Analicemos lo que dice:

Romanos 11

El remanente de Israel

11 Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.

2 No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura, cómo invoca a Dios contra Israel, diciendo:

3 Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han derribado; y sólo yo he quedado, y procuran matarme?

4 Pero ¿qué le dice la divina respuesta? Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.

5 Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.

6 Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

7 ¿Qué pues? Lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado; pero los escogidos sí lo han alcanzado, y los demás fueron endurecidos;

8 como está escrito: Dios les dio espíritu de estupor, ojos con que no vean y oídos con que no oigan, hasta el día de hoy.

9 Y David dice:

Sea vuelto su convite en trampa y en red,

En tropezadero y en retribución;

10 Sean oscurecidos sus ojos para que no vean,

Y agóbiales la espalda para siempre.

La salvación de los gentiles

11 Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos.

12 Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración?

13 Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio,

14 por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos.

15 Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

16 Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas.

17 Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo,

18 no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.

19 Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado.

20 Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme.

21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará.

22 Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.

23 Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar.

24 Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?

La restauración de Israel

25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;

26 y luego todo Israel será salvo, como está escrito:

Vendrá de Sion el Libertador,

Que apartará de Jacob la impiedad.

27 Y este será mi pacto con ellos,

Cuando yo quite sus pecados.

28 Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros; pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres.

29 Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.

30 Pues como vosotros también en otro tiempo erais desobedientes a Dios, pero ahora habéis alcanzado misericordia por la desobediencia de ellos,

31 así también éstos ahora han sido desobedientes, para que por la misericordia concedida a vosotros, ellos también alcancen misericordia.

32 Porque Dios sujetó a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos.

33 !!Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! !!Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

34 Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero?

35 ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado?

36 Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.

Lo que Pablo indica en Romanos 11 es sobre un remanente de Judíos que será salvo por la fe en Jesucristo. Nuestro Creador siempre ha trabajado con remanentes, por lo general las masas siempre optan por seguir el camino sencillo y los engaños del enemigo. Anticipando el rechazo de los Judíos, Jesús profetizó que el reino les sería quitado a ellos y dado a una nación que llevaría frutos. El reino actualmente es dado a quienes creen en Jesucristo y lo siguen. La destrucción del templo fue el juicio dado a Jerusalén y la conclusión del antiguo pacto. Por tanto… todos los que quieren regresarse a raíces hebreas bajo engaños del enemigo, se están queriendo regresar a algo que ya está concluido. Están todos anclados en el Antiguo Testamento y rechazan una y otra vez lo que se especifica en el Nuevo, por eso son judaizantes.

Pablo nos dice en Romanos 2:29

29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.

El Apóstol Juan dejó en claro que un verdadero Cristiano es amante de la justicia y de lo verdadero, y Jesús dijo que la guerra jamás debe ser conducida por el hambre de poder. La situación árabe-israelí ha dejado más de 10 millones de muertos en los últimos 35 años.

Pablo también habló de que nuestra Jerusalén es celestial, no terrenal, porque la celestial produce verdaderos Judíos (refiriéndose a verdaderos seguidores del Dios Vivo) es decir, la que produce verdaderos hijos espirituales.

Pablo también narra la persecución a los verdaderos Cristianos por parte de los Judíos en 1 Tesalonicenses 2:

14 Porque vosotros, hermanos, vinisteis a ser imitadores de las iglesias de Dios en Cristo Jesús que están en Judea; pues habéis padecido de los de vuestra propia nación las mismas cosas que ellas padecieron de los judíos,

15 los cuales mataron al Señor Jesús y a sus propios profetas, y a nosotros nos expulsaron; y no agradan a Dios, y se oponen a todos los hombres,

16 impidiéndonos hablar a los gentiles para que éstos se salven; así colman ellos siempre la medida de sus pecados, pues vino sobre ellos la ira hasta el extremo.

Dios no es un agente de bienes raíces, a todos en sus ojos somos iguales, y su voluntad es que lo reconozcamos, lo obedezcamos y lo sirvamos a través de lo que él mismo nos ha proporcionado… y si él nos ha dado a Jesús para ser salvos, rechazarlo es como darle la espalda o una bofetada. Por tanto no es probable que Dios esté apoyando toda esta teología utilizada como estrategia política, si contradice todo lo que nuestro Redentor vino a lograr.

Antisemitismo

Muchas personas han generado un odio exacerbado y una creencia sobre la cual hay que demonizar a todos los Judíos. Incluso han querido negar el holocausto en Alemania diciendo que es una mentira y que no hubo tantas muertes como se dice. Finalmente las víctimas de este extremismo siguen siendo personas que no han llegado a la verdad, a la luz de Cristo, que nacieron en esas tradiciones y costumbres Judías. Muchos niños murieron solo por ser hijos de Judíos, por lo cual un odio irracional que lleva al asesinato NO puede ser bueno, tal como tampoco las matanzas de niños Palestinos puede ser algo que Dios deseara. El pueblo Judío fue perseguido y eso es una realidad… y tristemente ahora se han convertido en perseguidores de los Palestinos… y mucha gente inocente es la que paga por estos extremismos.

Muchos estudiosos dicen que Europa ha cerrado los ojos a los abusos de Israel por culpa de lo sucedido en el holocausto, así como por temor a ser catalogados como antisemitas. Igualmente los Estados Unidos critican mucho en temas de derechos humanos a otros países, pero nunca se habla de Israel. No se debe condonar el genocidio hacia los Judíos de la misma forma que no se debe condonar lo que el estado de Israel hace, solo por pensar que Dios maldecirá a quien no los apoye.

Por otro lado, querer negar el papel importante de los Judíos, el hecho de que nuestro Redentor se encarnó como Judío, el hecho de que los primeros Cristianos fueron Judíos y que gracias a esos Judíos que fueron los primeros Cristianos ahora tenemos el Nuevo Testamento detallando el pacto que actualmente aplica, sería una necedad.

Otro hecho es que los jesuitas y otros grupos se están escudando detrás de los sionistas para ocultar sus agendas. Se ha comentado que el libro Los Protocolos de los Sabios de Sión fue en realidad escrito por un jesuita… haciéndose pasar por Judío. Esto ya lo habíamos visto antes con Lacunza, sacerdote Jesuita, haciéndose pasar por un rabino Judío y cambiando su nombre. Por tanto, no debe sorprendernos que los jesuitas y otros grupos traten de culpar de todo a los sionistas mientras que se esconden detrás de ellos. Vemos a muchos supuestos pastores Cristianos trabajando duro para incentivar un odio hacia los Judíos y culpando de todo a los sionistas… cuando esto es una herramienta para exculpar a otros grupos de poder, por ejemplo, quienes encubren el sistema del Catolicismo como parte de la red de engaño de Satanás.

Ciertamente hay un pueblo Judío en este planeta, pero es diferente al estado de Israel. Romanos 11 dice que el pueblo Judío no ha sido rechazado del todo, pues Pablo era Judío. Si todo el pueblo Judío fue rechazado, Pablo y los apóstoles hubieran sido rechazados y la iglesia no existiría. Por lo cual no es cierto que Dios haya totalmente rechazado al pueblo Judío pese a sus rebeliones través de los siglos. No los ha descartado completamente, sino que les permite que sean salvos a través de Cristo, y lo ha hecho Dios pese a sus terribles actos, todo por el amor a sus antepasados como Abraham, Isaac y Jacob.

Otra cosa distinta es el estado de Israel, un estado creado por una agenda política y de poder, que usa a los Cristianos con una agenda política.

Efectivamente habrá un REMANENTE dentro del pueblo Judío que será salvado. Es el que Pablo llama “todo Israel” en Romanos 11, y esto no habla de todo un estado, sino de ése remanente.

Por tanto, atacar por atacar a los Judíos y culparlos de todo es discriminar por ser de una etnia en particular, y debemos tener el discernimiento para poder diferenciar solamente bajo un esquema: los que están en Cristo, y los que no lo están. ( Y con los que no están, la idea es evangelizarlos y ayudarlos a estar en Cristo, y no solamente atacarlos y culparlos de todo sin tirarles una soga para que lleguen a la verdad ).

Conclusión:

Las promesas de Dios son dadas a quien obedece a Dios y está en Cristo. Jesucristo fue una promesa dada a los Judíos pero no la aceptaron. Esa promesa sigue disponible si es aceptada, pero mientras no la acepten, no están en Cristo. Quien rechaza a Cristo, carga con las maldiciones, por tanto los Judíos no tienen bendiciones por default solo por ser Judíos. La destrucción de Jerusalén fue el inicio de la maldición por su rechazo a Cristo, y el establecimiento del nuevo pacto con todos ( Judíos o Gentiles ) que escuchasen el llamado y creyeren en Cristo.

No hay plan aparte para los Judíos… si acaso existe un plan aparte, es para quienes están en Cristo, y ese plan es su salvación y vida eterna.

Como podemos ver, la nueva Jerusalén procede del cielo, y es la que agrada a Dios. Sus ciudadanos serán aquellos que son hijos espirituales, sin importar en qué parte del mundo se encuentren.

Te recomendamos soltar todas esas ideas apocalípticas y dejar de fijar tu atención en los sistemas futuristas y en lo que haga Israel, pues esas doctrinas son parte del engaño del enemigo, y que mejor te concentres en testificar sobre la salvación que viene a través de Jesucristo a todos… incluyendo a los Judíos.

Cerramos con las Escrituras:

Gálatas 3:28

28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.