Liberación espiritual : lo que sí, y lo que no

Liberación espiritual : lo que sí, y lo que no

Vamos a enumerar primero las cosas que NO consideramos son necesarias para liberar espiritualmente:

1.- Un exorcista:  un exorcista es un sacerdote católico que tiene una “unción” supuestamente especial para comandar demonios a salir del cuerpo de una persona. Por lo general, el rito del exorcismo ha sido más promocionado por películas de terror, y varios exorcistas famosos católicos confesaban que “platicaban con Satanás” como si fueran amigos. El exorcismo católico NO es Bíblico. El poder de comandar demonios fuera de las personas fue uno de los dones dados a los apóstoles para mostrar la señal de que eran los emisarios del Evangelio y que tenían el poder de Dios de su lado. Muchos de esos dones ya no se tienen actualmente, o se dan a discreción de nuestro Creador y no son permanentes ( es decir, es posible que aun creyente se le dé la posibilidad de comandar a un demonio de salir de una persona en UNA ocasión específica, pero no quiere decir que Dios le dará ese poder en toda ocasión a alguien, solo por ostentar el puesto de “exorcista” ).  No tiene ningún caso acudir a la iglesia católica para éste tema ya que su exorcismo no es Bíblico ni está sustentado en ninguna parte de las Escrituras, y puede ser hasta peligroso para las personas.

2.- Agua bendita, velas consagradas, agua con sal, inciensos, etc: Nada de esto fue usado en la Biblia.  Pablo liberó a una persona de un espíritu impuro con solo una orden corta. Todo este tipo de “extras” pertenece a las prácticas católicas y tiene más semejanza al paganismo que a lo que podemos leer en el Nuevo Testamento. Y es darle poder a elementos y rituales y NO a nuestro Dios.

3.- Cruces, colgantes, escapularios, medallas, oraciones detrás de la puerta, estatuas, etc: Todos estos son amuletos y NO tienen poder sobre el enemigo. Nuevamente todo esto viene por una fuerte influencia católica.

4.- Liberaciones espirituales con Pastores que expulsan demonios:  hay una proliferación de pastores ( en especial de la rama carismática y pentecostal ) que dicen expulsar demonios, y que lo hacen atosigando a la persona, hablándoles en lenguas, comandándoles con gritos y luego bautizándolas con agua o haciéndolas convulsionarse. Esto, aparte de NO ser Bíblico y no tener nada que ver con la verdadera liberación espiritual, se ha convertido en un circo, en un negocio, en una forma de engaño y hacer crecer el ego y los seguidores de tales pastores. Ejemplos de esto tenemos muchos en YouTube con iglesias que pareciera que “expulsan demonios” y en realidad, hipnotizan a la gente y puede que hasta incluso la demonizan con espíritus de la kundalini, creyendo que fue una expulsión de demonios. Psicológicamente pueden dejar mal a una persona, sin decir más de la forma como la fe de esa persona puede quedar dañada por culpa de todos esos falsos Cristianos.  Nada de malo tiene ir con un Pastor y pedirle que ore por tí una vez, pero eso es diferente a un “ministerio de liberación”.

5.- Pedir oración y liberaciones…. y seguir pidiendo a más y más personas: uno a veces cree que necesita pedir y pedir liberación a mil personas para poder sanar. Esto es parte de buscar soluciones rápidas. Así como el proceso de haber dado permiso a las entidades de entrar tuvo su tiempo, el proceso de salir tiene su tiempo. NO GASTES dinero con personas que te dicen que te pueden eliminar lazos, larvas, implantes, y mucho menos si lo hacen con técnicas de la misma nueva era como hipnosis, vidas pasadas, meditaciones etc… ¡te van a poner peor!

6.- Obsesionarse: Sí, es cierto que estabas en la nueva era, y que viste cosas muy tenebrosas y que te asustaste. Los caídos no son para menos, son demonios… a nadie le gusta interactuar con ellos. Pero procura aprender todo lo que necesites y moverte al tiempo para que entre menos importancia les des a ellos, y más a nuestro Creador, vayas sintiéndote más fuerte.

7.- Cuidado con sitios de liberación espiritual, guerra espiritual, personas que se la pasan reprendiendo todo, libros del tema etc:  recientemente nos han preguntado mucho sobre libros como “El vino a dar libertad a los Cautivos” y otros que hablan de liberación espiritual y suenan muy apegados a la Biblia. Pese a que citan muchas verdades, hay mucho de negocio y fantasia en ellos. En el caso de Rebecca Brown, después de hojear su libro y hacer una investigación en internet, NO parece ser una persona confiable ya que incluso tuvo demandas por mala praxis. Por otro lado los famosos guerreros espirituales que todo lo reprenden, que atan y desatan, realmente no tienen ese poder.  El único que puede atar o desatar, y sanarte es Jesús y lo hará a través de la guía del Espíritu Santo. No te llenes la cabeza de otros libros antes de llenártela con la Palabra de Dios.

Ahora veamos las cosas que SI consideramos necesarias si una persona quiere sanar, acercarse con humildad a Cristo, liberarse y nacer de nuevo :

1.-  Arrepentirse:  esto implica un cambio de vida también, donde la persona RECONOCE sus pecados y errores, se da cuenta del daño, y decide dejar de pecar, y alinearse con la voluntad de Dios a través de Jesús. Sin arrepentimiento sincero, y si la persona sigue en sus pecados, es casi seguro que el proceso de liberación no pueda continuar.

2.- Realizar una oración para aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador (personal o con ayuda de un formato como los que sugerimos en el blog) y pedir el perdón, romper con todas las iniciaciones, los maestros nueva era, las entidades invocadas, los posibles lazos que vengan por familiares, y pedir al Padre ayuda para que a través de Jesús puedan sanar y nacer de nuevo.

3.- Empezar a leer la Biblia, por el Nuevo Testamento: que es el pacto actual que nos corresponde a la era de la iglesia ( la iglesia somos todos los que creemos en Jesucristo ) y estudiarla con interés y diligencia.

4.- Eliminar todas los artículos, libros, velas, estatuas, tarots etc que se tenían de la nueva era. Limpiar también las redes sociales, el Facebook, los canales de video. Evitar las tentaciones de ver tantos videos y canales y centrarse en un ESTUDIO PERSONAL de las Escrituras. Vale la pena también purificar la casa, la recámara o lugares donde hubo actividad de la nueva era, con oraciones. (pueden ver algunos formatos en el blog).

5.- En caso de ataques psíquicos que pueden continuar aún por un cierto tiempo, o regresar en rachas, inmediatamente pedir que se detengan en el nombre de Jesucristo, no temerles, no darles tanta importancia, tratarlos como ataques de mosquitos en la noche, orar el salmo 91 en el momento del ataque y no temer al reprender cualquier entidad que pudiera atacar. Tener certeza que estamos protegidos, porque a veces nosotros mismos le damos demasiado poder a las entidades, poder que no tienen realmente a menos que jueguen con nuestra mente.

6.- Vida sana: ejercicio, buena alimentación, buen multivitamínico, tratamiento de posible ansiedad y depresión de ser posible con los medios más naturales, suplementos como la hierba de san Juan, el 5 HTP, el GABA, el omega 3, el magnesio, la valeriana y pasiflora ayudan mucho, siempre bajo supervisión médica y revisando si no hay contraindicaciones.

7.- Ayuno: si se desea y no se tienen problemas de salud, dedicar un día de ayuno para la liberación espiritual, orando en ése día para indicar que por eso se dedica.

8.- Paciencia…. mucha paciencia, mucha fe y deseos sinceros de entregar tu vida a Jesús y convertirte en Hijo/a de Dios.

9.- Bautizarse por inmersión en agua. Tampoco es forzoso entrar en una congregación Cristiana si las que se tienen disponibles no tienen una doctrina correcta. Es mejor una disciplina personal y un esfuerzo personal sincero, que algo diluido en congregaciones donde la persona no se sienta compenetrada. La iglesia somos todos, no lo es un edificio.

Comparte el artículo con: