El Don de Lenguas / Hablar en Lenguas Angélicas o “Extraterrestres”

El Don de Lenguas / Hablar en Lenguas Angélicas o “Extraterrestres”

La primera vez que entré en contacto con cierto “don de lenguas” o escuchar a alguien hablando en un idioma no comprensible, fue cuando estuve en la nueva era. Anteriormente había escuchado el término de grupos carismáticos pentecostales Cristianos pero honestamente no le había dado mucho crédito.  Fue hasta llegar a la nueva era, que me empecé a dar cuenta que había personas que cuando entraban fuerte en contacto con sus “maestros ascendidos” o con los “extraterrestres”, empezaban a hablar un idioma diferente, el cual usaban en la sesión sanadora para hacer cierto tipo de invocaciones a la gente.

Ellos decían que era el lenguaje pleyadiano, otros decían que era el lenguaje de los ángeles. Y lo promocionaban como un lenguaje de iluminación y de sanación.

Fuí invitada en una ocasión a una sesión, organizada por un grupo de chicos y chicas que se identificaban como “semillas estelares pleyadianas” y que tenían un grupo en Facebook. Cabe mencionar que mi programación al entrar a la nueva era fue también por el lado pleyadiano, aunque leí materiales de venusinos, casiopeos y de ayaplianos posteriormente. Libros como los de Amorah Quan Yin y Barbara Hand Clow llegaron a mis manos, con mucha información que identificaba a los pleyadianos como seres extraterrestres angélicos, que venían a ayudar a la humanidad en el despertar de la consciencia ( que ya hemos hablado en éste blog lo que el despertar significa, así como sus síntomas que remiten a los síntomas de la parasitación o posesión interdimensional ). Por supuesto me metí al grupo de pleyadianos ayudando a despertar la consciencia, y de allí me invitaron éste evento donde se usaría el don de lenguas estelar.

El evento se llevaría a cabo en las Pirámides de Teotihuacán en México, y el facilitador se llamaba Juan Manuel Giordano. El nombre de la técnica y del lenguaje es “Tameana” y se acuerdo a la explicación del sitio web, se trata de : “una frecuencia elevada que llega a nosotros a través de una técnica muy simple y efectiva a la vez, canalizada por Juan Manuel Giordano. Con el uso de puntas de cuarzo y símbolos, se crea un espacio de vibración más alta de la habitual para que una persona o un grupo la experimente.”

Durante éstas sesiones de Tameana es que su canalizador e incluso otras personas presentes, empiezan a hablar en esa lengua que ellos denominan como “lenguaje pleyadiano o estelar”. Un ejemplo de la forma como hablan, la podemos escuchar en éste video:

Varias personas que acudieron a tales sesiones, reportaron que durante el proceso y estar acostados con los ojos cerrados, vieron seres azules descender a ellos, otros vieron luces de colores y orbes alrededor. Creo que no es necesario explicar más lo que realmente está sucediendo en éstas sesiones : con los cuarzos y las invocaciones, y el uso del “lenguaje angélico” se abren portales de acceso a los supuestos “pleyadianos” para que accedan a las personas e inicien un proceso de parasitación y posesión interdimensional.  Habiendo estudiado Wicca, que al menos de algo me sirvió el tiempo y los sustos cuando estuve metida en éso para ahora advertir, se sabe que la colocación de cristales en formas particulares, sobre todo si tales cristales fueron cargados con intenciones, así como el canto y buscar abrir frecuencias es lo que abre un portal. Estos seres necesitan cierta frecuencia vibratoria para poder acceder a la 3D, una vez abierto el portal pueden integrarse con una persona y empezar a perseguirla, presentándose como guías espirituales desencarnados, familia estelar, etc y así empezar a entrar en sus cuerpos y mentes al estilo “walkin” si lo queremos decir modernamente, o simplemente “posesión” como se detalla en la Biblia.

Muchas personas defienden éstos lenguajes como positivos en la nueva era, porque dicen que vienen de ángeles (y equiparan a los ángeles con extraterrestres). Para efectos de claridad, saquemos algunas conclusiones que son resultado de la investigación no solo de éste blog sino de muchos testimonios recibidos :

* Hay ángeles alineados con el Padre, y hay ángeles caídos. Por tanto si realmente hubiera un lenguaje de ángeles, no necesariamente quiere decir que estés hablando con los ángeles leales al Padre, pues éste mismo lenguaje podría ser usado por los caídos.

* La gente tiende a decir que hay extraterrestres positivos ( y meten a los pleyadianos entre ellos ) y hay extraterrestres negativos ( grises y reptilianos ). Para empezar, no son ninguno extraterrestres. No vienen de otros planetas, sino que son seres interdimensionales. Los verdaderos ángeles del Señor muy rara vez hacen contacto directo con la humanidad. Mucho menos las personas sanan a través de ellos o canalizan sus enseñanzas. Ningún ángel positivo se pondría en tal situación ante el Padre, y solo se han manifestado a personas cuando el Padre lo ha permitido, y son contados los casos que se permite, precisamente por el efecto que causa la interacción interdimensional con una persona en la 3D.

* Lo que han estado haciendo los caídos (que recordemos que son ángeles también) es hacerse pasar por positivos para engañar. Si la gente leyera sus Biblias, se darían cuenta del engaño y nunca hubieran abierto portales ni canalizado, y mucho menos irían a éstas terapias.

En una ocasión me preguntaba porqué los seres verdaderos de luz no se presentaban tan directamente como los caídos, la respuesta es sencilla : ellos saben el susto y las consecuencias de romper el velo ante un humano. Si lo comparamos un poco es como si a un conejito recién nacido que no sabe nada derrepente llega un humano y lo carga y le habla….¿han visto como reacciona el pobre animalito?  muerto de susto. Recordemos las experiencias con ángeles en el Antiguo Testamento. Fueron pocas y solo las necesarias para que quedara asentado el mensaje en la Palabra de Dios, y aún así todos los que interactuaron con ángeles quedaban como muertos del susto.  En el caso interdimensional las consecuencias son mucho más fuertes para la persona en 3D a todos los niveles, es por esto que canalizadores, personas en la nueva era etc… muchas terminan muy enfermas de los nervios e incluso físicamente.

Ahora, todo lo anterior ha sido hablar del “don de lenguas” de la nueva era a través de seres que se presentan como ángeles y/o como extraterrestres. ¿Qué pasa entonces con la otra parte, que son las personas que oran en lenguas en los movimientos carismáticos actuales ( e incluso algunas personas en el Catolicismo )?

Espero poder explicar mis puntos de vista sin ofender a nadie. Estuve viendo muchos videos y algunos realmente muy duros y directos sobre el don actual de lenguas, donde lo clasifican ya de demoníaco y se van durísimo contra las personas que lo usan.

Según la investigación que hice, en el Antiguo Testamento nunca se mencionó nada de que los ángeles hablaran en lenguas desconocidas, de hecho los ángeles que se llegaron a manifestar a humanos, hablaban el mismo idioma que los humanos. Esto de las lenguas fue un don otorgado a los apóstoles posterior a la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesús, para que pudieran evangelizar. Y al parecer se reintegró a las prácticas carismáticas y pentecostalistas a principios del siglo 20 en los nuevos movimientos que se crearon en Estados Unidos. En el sistema pentecostal se enseña que el “don de lenguas” que se practica en esas iglesias es el mismo don de lenguas mencionado en Hechos 2, por eso es que esas iglesias se hacen llamar “pentecostales”, porque pretenden ser una especie de réplica o continuación de lo que sucedió el día de Pentecostés en Jerusalén, y que está narrado en Hechos 2 :

Hch 2:1  Cuando llegó el día de Pentecostés,  estaban todos unánimes juntos.

Hch 2:2  Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba,  el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;

Hch 2:3  y se les aparecieron lenguas repartidas,  como de fuego,  asentándose sobre cada uno de ellos.

Hch 2:4  Y fueron todos llenos del Espíritu Santo,  y comenzaron a hablar en otras lenguas,  según el Espíritu les daba que hablasen.

Hch 2:5  Moraban entonces en Jerusalén judíos,  varones piadosos,  de todas las naciones bajo el cielo.

Hch 2:6  Y hecho este estruendo,  se juntó la multitud;  y estaban confusos,  porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.

Hch 2:7  Y estaban atónitos y maravillados,  diciendo:  Mirad,  ¿no son galileos todos estos que hablan?

Hch 2:8  ¿Cómo,  pues,  les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?

Hch 2:9  Partos,  medos,  elamitas,  y los que habitamos en Mesopotamia,  en Judea,  en Capadocia,  en el Ponto y en Asia,

Hch 2:10  en Frigia y Panfilia,  en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene,  y romanos aquí residentes,  tanto judíos como prosélitos,

Hch 2:11  cretenses y árabes,  les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

Los apóstoles comenzaron a hablar en idiomas de otros países. Los apóstoles no comenzaron a proferir expresiones como “kaba sita sabababa siva malakita incala ita saba rita pratarisebaeriri kalamakabita bata”.

Mi problema con los movimientos carismáticos ha sido básicamente el don de lenguas ( ya que yo en lo personal pienso que fue un don que se dió temporalmente para que la gente pudiera hablar otros idiomas y llevar el evangelio a mucha gente del mundo… ) y también la cuestión de tocar a las personas y que estas se desplomen contorsionándose en el piso como si les hubieran dado un electroshock. Yo creo que ésta práctica es peligrosa y muy similar a la kundalini. Tampoco me gusta lo de la risa santa y ponerse a bailar como locos en las iglesias, eso es borrachera espiritual y es proveniente del enemigo. Y algo muy preocupante que me pasó a mí y le ha pasado a muchas personas que me escribieron, es que les dijeron que no estaban bautizados por el Espíritu Santo si no hablaban en lenguas… ¡y allí tienen a las personas inventando palabras raras para que se pensara que estaban hablando en lenguas, para no quedar mal con los Pastores!

En lo personal, viendo lo que estaba pasando en la nueva era con los idiomas pleyadianos… y viendo lo que está pasando con los movimientos carismáticos, me lleva a tener mucha mesura en éste tipo de prácticas.  Tal vez los carismáticos no saben lo que pasa en la nueva era, por tanto no pueden equiparar lo que sucede en sus congregaciones con lo que de hecho también sucede en ambientes paganos y ocultistas de la nueva era.  Sabiendo que tanto los caídos ( que finalmente son ángeles también ) como los seres leales al Padre se mueven en ambientes espirituales, no es de sorprender las similitudes, sin embargo esto nos demanda mucho más discernimiento a la hora de conectarnos espiritualmente, ya que el gran problema hasta la fecha ha sido que el humano NO SABE DISCERNIR LOS ESPIRITUS, y no lo sabe, porque no ha leído la Biblia y se deja llevar por lo espectacular, lo que se siente bien, la energía adictiva que se siente, o creerse especiales o con dones espirituales.

Esto no es un llamado a que dejen de congregarse, sino a que analicen las prácticas de su congregación. No es un ataque ni crítica, así como advertimos a los nuevaeristas de lo del Tameana, creo que es bueno advertir a los Cristianos de infiltraciones en sus congregaciones.  En lo personal, pienso que el tipo de congregación que es más adecuada es donde se estudia la Palabra, se ora, se alaba y se apoyan mutuamente. Quitando toda práctica que no construya o que suene paranormal y estrepitosa en esencia directa. El Espíritu Santo es discreto y no creo que sea el autor de desvaríos ni de sustos.

Los dones que Dios otorga son para EDIFICAR…. edificar quiere decir para construir, son dones CONSTRUCTIVOS. Son dones que van a servir a otras personas también, no son para alimentar el ego de quien los tiene. Si hablas lenguas que ni siquiera entiendes, que nadie entiende, que no dan un mensaje claro y todos nos quedamos con cara de “what” entonces ¿donde está la edificación? ¿y no será más bien pisar en terreno peligroso, sabiendo que los caídos hacen exactamente lo mismo con idiomas incomprensibles ?

Comparte el artículo con: