Testimonio: Conexiones románticas parasitadas, narcisismo y nueva era

Testimonio: Conexiones románticas parasitadas, narcisismo y nueva era

Compartimos éste testimonio que nos dieron permiso de publicar y la respuesta, pensando pueda ser útil para alguien más en lo relativo al narcisismo y las falsas conexiones románticas. ¡Gracias por permitirnos compartir en beneficio de aprender y apoyarnos con experiencias e información!

Hola Arella,

Quiero compartir una experiencia que estoy viviendo y que me está costando manejar.

Conocí a un chico que empezó a trabajar en el gimnasio donde yo entreno (5 años menor que yo) hará ahora más o menos un año. En aquel entonces, yo tenía novio, pero la primera vez que vi a este chico sentí una especie del “flechazo”, y me pareció que a él también le pasó conmigo, pero bueno, ahí quedó (cabe decir que una de las primeras cosas que me dijo nada más conocerme es que había perdido a su madre hacía año y medio. Raro que comentes algo así a alguien que no conoces……te lo digo ahora porque creo que es significativo para lo que viene después).

La relación con aquel novio no fue bien y acabamos rompiendo. Al cabo de unos meses yo volví a tener tiempo para ir al gimnasio (en agosto del 2015) y ahí empezó todo……..Yo iba cada día al gym, era como una obsesión, no podía parar de pensar en él….nos veíamos y “tonteábamos” y yo deseaba que me invitara a salir de una vez, le tiraba indirectas, pero no se decidía…..lo agregué al facebook y de vez en cuando hablábamos vía messenger, pero nada, pocas palabras…..a veces empezaba él, otras yo….pero yo me ofuscaba porque veía que lo intentaba y el tío, aunque yo sabía que le gustaba, no daba el paso. Era una obsesión absoluta….pero cuando nos veíamos en el gym había muy buen rollo y bastante tensión sexual….

A mediados de septiembre yo empezaba la universidad, y le comenté que ya no podría ir al gym por falta de tiempo. Antes de empezar la universidad me fuí unos días de vacaciones y a desconectar (y aquí empieza realmente lo “raro”). Durante ese finde en vacaciones, NO ME LO QUITABA DE LA CABEZA——Y SENTÍA QUE ÉL ESTABA PENSANDO EN MÍ CONSTANTEMENTE, INCLUSO PODÍA, SOBRE TODO POR LAS NOCHES, “PERCIBIR” LO QUE PENSABA  (esto último es algo que, desde ese entonces, me empezó a pasar con él a menudo, sobre todo cuando estaba enfadado, o nervioso, o inseguro…). Sentía su “deseo sexual”, sus pensamientos,….. Asi que el mismo día que aterricé, llegué a casa, cogí las cosas del gym y fuí a “dejarme ver” y tantear la situación.

A finales de esa semana, me empieza una conversación por messenger. Me dice que “a ver qué hago esta noche, porque tengo casa libre, invitaré a alguien……” (yo, como no era directo, no decía nada). Hasta que me invitó a mi diciendo “te invitaría a tí, ¿pero cómo vuelves a casa luego?  Yo le decía “claro,…no sé…” hasta que directamente me dijo “no, mejor que no vengas a mi casa……porque, bueno, lo que puede pasar….” Ahí fue la primera vez que se medio habló directamente y, efectivamente, cogí el tren, fui a su casa y tuvimos el primer encuentro sexual. Me quedé a dormir y a la mañana siguiente nos fuimos juntos (te cuento que esa mañana tiró unos cereales al inodoro del baño de abajo y estuvo un rato queriendo desatascarlo….es un dato importante para luego) (estaba como inhibido, como que no quería demostrarme interés….). Al ver su actitud, yo no insistí. Y a la semana, me volvió a escribir. Volví a ir a su casa (esta vez se mostró un poco más cariñoso. Aunque no dejó de ser un encuentro sexual. Y después veíamos la tele o algo así…). Este día sin embargo, me habló de que su madre hacía Reiki (cuando vivía), me mostró  un libro de su madre y…..en un momento saca una gran baraja de cartas “angélicas” y me dice: “coge una de cada mazo” (yo todavía no sabía lo que era. Además, nunca habíamos hablado de esos temas, y no es algo que uno hace con cualquiera…a mi, claro, en aquel entonces esas cosas me llamaban la atención, pero él no lo sabía, no podía saberlo…pensé que conectábamos bien…). A mi me salió que “el tiempo de soledad se acababa y que tenía que tener paciencia (cosa que precisamente no me caracteriza) y esperanza; a él le salió que “tenía que superar sus estructuras mentales y sus miedos”…En fín… yo me lo tomé como: Guauuu, sé que él tiene miedo, pero si insisto y soy paciente y perseverante…”

A mi él me tenía loquita….pero más bien lo que quería era algo romántico, conocernos y dejarnos llevar (porque estaba convencida de que le gustaba de verdad pero solo le hacía falta soltarse), que surgiera el amor (porque yo ya lo quería), desde luego todo el rollo sexual no era lo que yo quería realmente….pero bueno, se dio así la cosa y como yo estaba ansiosa por verlo, acepté.

A partir de aquí siguió la obsesión. Yo iba los fines de semana a verlo al gym. Hablábamos de vez en cuando por whatsapp (nada, pocas palabras, nada fluido…nunca fue fluido, sólo cuando nos veíamos personalmente, y hasta cierto punto….). No me volvió a decir de vernos (sólo una vez que comimos juntos rapidito, me acompañó a casa…ahí fué de las poquisimas veces que se mostró más auténtico, noté que yo le “imponía”)  pero cuando veía que yo no le escribía lo hacía él (ya te digo, con un” hola, que tal, bien” y poco más). Un día le dije, ya harta, que tenía muchas ganas de verlo y me dijo que vale, la semana siguiente nos veíamos un día. Le escribí a la semana siguiente y me dijo: “no puedo, estoy trabajando”(así). A partir de aquí, ya le dije que bueno, que ya lo “entendía” y que no insistiría más. Al ver eso, me empezó a escribir justificándose, que es que no tenía tiempo, que cuando pudiera me diría de vernos, que no estaba seguro de querer nada serio porque estaba muy tocado por lo de la madre, que tenía miedo de todo, incluso de él mismo (yo le decía que sólo era conocernos, no casarnos) pero que ya me diría en cuanto pudiera bla bla bla……Yo hice lo que dije y no volví a escribirle, entonces lo hice él (pero sólo pa “tenerme contenta”, porque no me decía mucho…..un día fuimos a tomar un café, pero bueno, la cosa siguió así durante casi dos meses. Lo veía los sábados cuando iba a verlo al gym, hablábamos de vez en cuando por whatsapp y poco más).

Un día de la nada, me empieza a escribir diciendo “no estoy seguro que quiera algo serio, y si no va bien…hasta que la conversación se va por lo sexual…incluso me llama por videollamada y, bueno… yo sentí que fue como un destape para él, que se había estado conteniendo durante todo ese tiempo y había explotado…quedamos para luego de dos días (yo siempre tenía miedo de que me cancelara las citas y, efectivamente, cuando iba en el tren me contó una mentira para no quedar, yo me enfadé y al final vino y nos vimos). Ahí ya sí que le dije que yo estaba sintiendo algo por él, pero que si no se soltaba yo tenía que tomar distancia porque me hacía daño. Él me dijo que poco a poco, que por supuesto quería tenerme en su vida y que no estaba nada decidido (fue un paseo por la playa porque no teníamos “casa libre”, pero ambos teníamos muchas ganas de otro encuentro).

Después de esta charla, yo esperé a ver qué hacía y, a la semana, me dijo de vernos (fue la única vez que lo sentí sincero, que quería realmente verme, que me “dejó ver más claramente”(o yo quise ver) que sentía algo). Después de ese día, tuvimos otro encuentro sexual y, a partir de éste, volvió a la actitud del inicio…Así que yo ya me estaba volviendo loca….empecé a sentir celos de una chica y fue cuando decidí tomar distancia física (aunque no lo conseguí). Aquí ya empezó un cambio de actitud por su parte, como si le diera rabia…..me decía de vernos pero yo notaba que era para “tenerme ahí”. Un día nos vimos y por primera vez me contó lo de su madre, pero me contó una mentira enooormeeee (que la encontró tirada en el suelo de aquel baño que te decía antes, que la intentó reanimar pero se le reventó una arteria y que, desde ese día, no había podido volver a entrar a ese baño….PERO SI TIRÓ LOS CEREALES AHÍ Y ESTUVO MEDIA HORA INTENTANDO QUE SE DESATASCARA). Yo no me creía una palabra (además su mamá murió de cáncer, incluso hay una foto en su nevera de su madre enferma). Todo para darme pena, para retenerme a su lado…yo seguí con mi distancia y se enrabietó más….sutilmente me quería dar celos con la otra chica (aunque yo nunca dije nada, él sabía de alguna manera que yo sentía celos).

Yo seguí con mi distancia y él no lo soportaba……(antes de todo esto habíamos tenido conversaciones en las que nos dijimos que nos queríamos, que él quería tenerme en su vida……). Igualmente yo seguí con la distancia, le mostré cierto cambio de actitud y, ante esto, empezó a quererme dar más y más celos con la chica (y a mi me afectaba, claro). Cuando me veía afectada reculaba un poco, pero luego volvía a la carga. Después de un mes sin hablar ni vernos (aunque con “pullitas” por su parte vía facebook) lo volví a contactar, le dije de hablar.

Me dijo que sí, que por supuesto, pero por alguna u otra razón, o no podía él o no podía yo…..además que a veces me decía que no me pensara que es que él pasaba de todo, simplemente que no tenía tiempo….me daba largas en definitiva……Hasta que un día, en un arrebato, le escribí una carta diciendo un montón de cosas, cómo me sentía, que creía que había jugado conmigo y con mis sentimientos, que yo había esperado durante mucho tiempo que se dejara de tonterías y se acercara al menos con una disculpa, que había sido ambiguo, en fin… lo peor es que le di la carta personalmente, la leyó y, en medio de la calle, empezamos a discutir….hasta que salió su madre y yo le empecé a gritar que era un mentiroso y que sabía muy bien de lo que le estaba hablando (se sintió acorralado, me miró y me gritó que su madre estaba muerta y que no iba a volver), me dijo “todo lo que te he contado es verdad…y lo que siento por la otra chica, también es verdad” (jamás habíamos hablado de ella, pero él sabía dónde darme para que me doliera). Seguimos discutiendo (me parecía que estaba hablando con una pared, con un psicópata narcisista, pero estaba fuera de mí…). Nos calmamos un poco y me dijo que bueno, ya hablaríamos con calma (yo le dije que no creía que quedara nada por hablar, lo cual le molestó), estaba entre altanero y con buena onda…..me abrazó y me dio un beso en la cabeza (esto lo hacía siempre) después de tooodaaa la discusión…..yo le dije que él no era la persona que yo creía, y le molestó, y así se quedó. Yo lo eliminé en ese mismo momento del facebook (a través de facebook también me obsesionaba mucho) y lo bloqueé de whatsapp. A las tres semanas vi una foto con la otra chica…están juntos. Yo cuando me lo gritó no me lo creía del todo, pienso que todo lo estaba haciendo para hacerme daño.

A todo esto te cuento que durante todo este proceso yo perdí 7 kilos, tenía insomnio, desde siempre pensaba que había algo raro, algo oculto en él que yo tenía que descubrir…..ya hacia el final, empecé a tener miedo a la noche, sentía unos ojos que me miraban, incluso los veía, y eran sus ojos……….dormía con la luz encendida (cuando conseguía pegar ojo), tenía una presión fuerte en el pecho (me encontraba mal, tensa físicamente, constantemente….). Algunas veces cuando dormía la siesta, en “medio sueños” lo vi en alguna ocasión como una sombra negra, de pie, a los pies de la cama. A veces, sólo a veces, pensaba que lo único que quería era quitármelo de encima, que esa conexión no podía ser buena, pero había algo que me empujaba hacia él. Yo quería ayudarlo a estar bien, me preocupaba mucho cómo se sintiera él. Me olvidé de mí. Desde la discusión, yo duermo con mi madre, con la luz encendida, porque desde un poco antes de la discusión sentía miedo por la noche, incluso durante el día, en casa. Cuando empecé las oraciones (desde la discusión, cuando por fin se lo conté a mi madre) ya empecé a sentirme mejor, ya no tengo miedo por la noche y hace más o menos una semana ya puedo dormir algo. Al principio, aún estando con mi madre en la cama, no dormía tampoco.

Tampoco he podido volver a pisar el gimnasio (y cometí el error de decírselo, así su ego se hace más y más grande), hace tres meses que no voy. Es como si mi válvula de escape (el gym) fuera la principal fuente de estrés. Ahora estoy un poco mejor, pero he estado muy confusa, me comparo con la chica (ya ves tú, qué tontería), pienso que todo lo que quería yo con él (conocernos de forma natural sin más y ver qué pasa) lo está teniendo ella. En ocasiones siento rabia, me altero, busco en facebook para cotillear (ahora ya no, ya estoy mejor). Lo cierto es que yo no soy así, sí que es verdad que soy de analizar mucho todo, que le doy vueltas a las cosas, pero cuando algo no va….no va….y normalmente, aunque me haga daño, lo acepto y lo retiro de mi vida, suelo funcionar así. Pero con este me ha costado horrores, y aún me cuesta un poco.

La cuestión es que todo esto me ha dejado muuuyy tocada……me ha afectado a la autoestima y al “ego” (este no me preocupa porque sólo es eso, ego, y sé que tarde o temprano lo superaré en este sentido). Pienso que quizá todo fue por un problema psicológico mío que se destapó a raíz de este chico….que yo sólo quería que me quisiera y me encapriché de él……pero también veo muchas cosas raras y la manera que yo me sentí durante todo este tiempo no es “mi manera”, no era YO…...s iempre he conectado bien conmigo, pero en este tiempo es como que perdí esa conexión, y ahora la estoy intentando recuperar.

También te digo que a veces me daba la sensación de que él “no era él” (no sé cómo explicarte), incluso aún hoy tengo la sensación de que realmente no lo conozco, y eso también me duele, yo no quería que pasara todo esto. Ya te digo que ahora estoy un poco mejor, pero con altibajos, sobre todo lo que más me “preocupa” es que no sé cómo superar esto, nunca me había pasado algo así, he tenido desengaños (la mayoría de mis relaciones) pero siempre he sabido valorar las cosas fríamente y cortar por lo sano, nunca algo así.

P.D Te cuento también que durante ese tiempo hice algunas meditaciones, hubo otra en la que yo tenía que “imaginar” que me encontraba a un ser de luz…. la primera vez se me presentó mi abuelo, pero las dos siguientes que la hice se me presentó un “hombre” muy alto, con túnica blanca, cara y pelo blanco, ojos raros (como “verticales”) y lo abracé y todo……no me daba buena espina, pero dije “bueno, ese será el aspecto de mi ángel”, aunque no la volví a hacer….Además, durante todo ese tiempo, me empecé a obsesionar un poco con el I Ching, las Runas, Tarot, hacía consultas de estas gratuitas por internet buscando “respuestas” a “eso oculto” que tenía que descubrir de él.

Y te quería preguntar una cosa en la que me quedé pensado…..¿dónde acaba la “entidad” y empieza la persona? Porque es como que no los distingo…..(no sé si me explico bien) quiero decir que ¿esos rasgos narcisistas son propios de él? Esa mala intención que noto, de querer fastidiarme, chincharme ¿también proviene de él como persona?

Respuesta ( Arella ) :

Bueno, lo que me cuentas, es un caso típico en las relaciones orquestadas. Casi de libro de texto…. lo sé porque me pasó a mí y porque supe de muchísimas chicas que lo vivieron. Así que no te debes sentir mal o pensar que solo eres tu, porque no es así, esto está pululando ya por todo el mundo y se ha intensificado desde el 2011.

La forma como pasa esto es que si ese chico tenía una entidad pegada ( que por lo que me cuentas, parece que sí es así ) que puede ser un espíritu familiar, o algo que se les pegó por que su familia andaba en nueva era, incluso él mismo, es muy común que luego esas entidades busquen chicas para relacionarse con ellas. Es clave lo que mencionas de que sentías trazos de narcisismo y cambios de personalidad en este chico, así como una tensión sexual muy fuerte y casi incontrolable, así como obsesión hacia él y una conexión psíquica entre ambos. Todo esto tiene que ver con la entidad pegada que traen, que intensifica las emociones y que hace de la relación algo más bien como obsesivo compulsivo y no de amor real. Es como un depredador en busca de su presa, y se alimenta del sexo pecaminoso ( fuera del matrimonio ) y de la obsesión y pleitos.

Aquí puedes ir desapegando porque ya no estás con él, PERO como tuviste ya intimidad, en esos casos se crean lazos de almas y acceso de la entidad de él hacia ti, porque le diste acceso a ti por una relación que es pecado ante Dios y por ello perdiste la protección. Por eso viste lo que viste y ahora temes dormir sola. Pero no pasa a mayor, solo es salir de eso con la ayuda de Jesucristo.

Debes pedir perdón al Padre por haber apurado la interacción sexual con ése chico, ya que se nos dijo para protección de nosotros mismos,  que no debemos tener relaciones sexuales con alguien que no nos haya demostrado primero ser alguien sano en todos los sentidos, y muy importante sanos también en el sentido espiritual, y además debe ser dentro de un lazo formal de matrimonio. No se nos dicen esas cosas para aguarnos la fiesta o para ver el sexo como algo sucio… se nos dice porque los lazos sexuales son de los más difíciles de purificar, por ello siempre se recomendó una sola pareja de por vida como lo ideal. Y saber discernir que exista amor verdadero entre ambos y hacia el Creador, para evitar este tipo de situaciones y riesgos.

Luego de eso debes procurar mantener una relación personal con Jesús y con el Padre, y pedir que el Espíritu Santo te guíe y te sane.  Verás que esa entidad te deja libre y cortas todo lazo impuro creado. Si ves cosas o tienes sueños, tienes que reprenderlos en el nombre de Jesucristo. Diles que tú ya naciste de nuevo y te cubre la sangre de Jesucristo y que se vayan.

Es una excelente pregunta la que haces sobre donde acaba la persona y empieza la entidad. La verdad es muy complejo… y depende mucho del grado de interferencia y el tiempo que lleve con esa interferencia.  Hay gente que ya está al 100% controlada y hay gente que si la entidad no es tan “de alto nivel” o si conserva cierto grado de protección, pueda solo ser “influenciada” pero conserva su personalidad. Todos tienen potencial de sanar, pero hay de casos a casos. Incluso en ocasiones ni los apóstoles podían sacar entidades, y solo al acudir Jesús se liberaban. Depende mucho del caso, pero todos pueden sanar, ya nos lo mostró Jesús.

En éste caso solo podríamos saberlo conociendo más la historia de éste chico, que por tu recuperación no te recomiendo que lo busques.  Pero lo que queda claro es que cualquier cosa que él te haya transmitido, no era positiva, y que es importante que la retires de tu vida cuando antes.

Cuando una persona es narcisista, hay una fuerte conexión con entidades, y la cuestión es que esas ganas de tener tu atención pero sin compromisos, de provocar tus reacciones….. los narcisistas se alimentan de eso. Ellos quieren tu reacción, buena o mala, de amor o de enojo. Por eso las relaciones con ellos se vuelven muy tóxicas. Aquí puede ser que su narcisismo venga también de la influencia de la entidad y habría que ver si su personalidad también tiene injerencia. Hay correlación entre el narcisismo y la interferencia de entidades, solo checa a los dirigentes y políticos de éste planeta y lo verás.

Pero no te quiebres mas la cabeza por él. Lo mejor que puedes hacer es orar por él para que sane, y mientras toma tu distancia y concéntrate en ti. Tienes que remover lo que él te haya pasado por el contacto sexual que tuvieron. Dicen que una de las puertas más grandes de entrada de entidades, son las relaciones sexuales, y es cierto. No solo las enfermedades físicas se pegan, sino las espirituales.

Comparte el artículo con: