Testimonio : Llamas Gemelas y Relaciones Orquestadas

Testimonio : Llamas Gemelas y Relaciones Orquestadas

Este testimonio nos ha sido enviado por Andrés C. para compartirlo, le agradecemos MUCHÍSIMO el valor de contarnos su historia. E invitamos a más personas a animarse a platicar sus experiencias sobre llamas gemelas y/o relaciones orquestadas, así aprendemos todos de todos, y podemos prevenir mejor.

Querida Arella,

Voy a empezar a redactar mi historia, si bien debo de ser un poco escéptico por cuanto es un asunto que no se suele hablar con mucha gente, y hablo desde mi perspectiva personal que no quiere decir que sea la verdad absoluta, además es difícil sacar a la luz estos asuntos puesto que la mayoría de la humanidad no entienden de estos temas y lo mas sencillo es llamarnos “locos”.

Desde que era muy joven, he sentido que era algo diferente al resto (utilizaremos el término Místico), con una especial sensibilidad e intuición, aunque nunca me he sentido mas que nadie. Siempre he tenido tendencia a ser solidario e intentar ayudar a mi gente cercana, aun sin ni siquiera habérmelo pedido. Me he criado en una familia católica, mi madre es practicante de siempre, y mi padre lo fue pero hace unos años que ya no asiste a misa. Por otro lado, yo siempre he creído en Dios Padre.

En lo que respecta a mi padre, siempre ha sido una persona autoritaria, pero siempre ha tenido una tendencia a temer al diablo, ha soñado en ocasiones con el, teniendo pesadillas y ese miedo me lo transmitió a mi de chico.

En lo que a mi respecta, desde bien pequeño, he notado como en la fase de sueño algo me aprisionaba contra la cama, poniéndome las manos en la espalda, o incluso montándose a horcajadas encima mía. También he sufrido en alguna ocasión visitas de sucubos en los cuales tenía experiencias sexuales muy placenteras. No tengo recuerdos conscientes de haber tenido alguna abducción, pero si una especial atracción hacia todo lo relacionado con Egipto, además de que siempre que viajaba alguien cercano a Egipto le pedía que me trajeran algún souvenir como amuletos tipo ankh, escarabajo egipcio y pirámides, siempre he sido muy supersticioso y he llevado amuletos de todo tipo, como los antes mencionados u otros como turquesas, puño de azabache, etcl. También he tenido atracción hacía la tecnología militar, sobre todo la aviación.

En otro orden de cosas, mencionar que siempre he sido muy analítico con las situaciones, además de sentir muy dentro de mi la búsqueda del amor verdadero en mi vida, quizás idealizado, ahora que después de todas mis experiencia he quedado que no creo en el, ademas de aceptar que lo mas probable es que no encuentra a ningún complemento divino, tal como tu lo llamas. También, siempre he sentido que yo tengo más facultades de las que realmente he podido demostrar en mi día a día, como si estuvieran “capadas” aunque si noto que las tengo, como las habilidades sociales, incluso he pensado que tengo algún tipo de implante que me limita dichas facultades.

Este asunto siempre me ha preocupado, y cuando llegó mi pubertad/adolescencia, cuando empiezan a florecer las relaciones amorosas entre chicos y chicas, debido a mi inseguridad personal, me hizo confiar en la madre de un amigo, al cual considero como mi hermano, ella era muy esotérica, ya que siempre estaba haciendo tirada de cartas, espiritismo, hechizos, amarres, maldiciones, etc.

Ella me hacía tirada de cartas, la mayoría de veces con mi consentimiento, otras no (cuando yo no estaba presente), pero siempre orientadas a las relaciones románticas, ya que en esos momentos me gustaba una chica del instituto, dichas tiradas nunca se cumplieron, así durante unos 6 años, incluso con un par de sesiones de ouija. Al cumplir 21 años, mi amigo se fue a estudiar fuera de la ciudad, pero yo seguía teniendo contacto con su madre, ya que la consideraba como una segunda madre. Recuerdo que en una ocasión me hizo una tirada de cartas llamadas de ángeles, en la carta que me salió decía que yo encontraría a mi “alma gemela” hecho que me resonó mucho y quedó grabado en mi psique. Más tarde, cuando cumplí 23 años, la madre de mi amigo me llevó a visitar a una vidente que venía a mi ciudad, al ser esta de otra ciudad a 400 km de la mía, la cual recuerdo que se llamaba Ana, la visité en una habitación de un hotel del centro de la ciudad, ella me afirmó en primer lugar que yo había tenido un desengaño muy fuerte, a lo cual asentí (si se puede llamar desengaño al haber tenido sentimientos hacia una chica no correspondido), a continuación, me preguntó que si tenia novia, a lo que contesté que no, por lo que ella me dijo que llegaría el amor a mi vida entre 3 y 6 meses, y que sería una chica rubia, hecho que nunca se cumplió y yo quedé muy programado.

Casi un año después de este hecho, tuve sentimientos hacia una antigua amiga de la hermana de mi amigo anteriormente mencionado, fueron sentimientos muy fuertes por alguien por la que no había tenido ninguna experiencia sexual, era mayor que yo 4 años, se suponía que tenía pareja pero en ese momento habian roto, esta chica tuvo problemas en la infancia y tenia secuelas psicológicas, ya que tenía comportamientos psicopaticos. Yo notaba algo raro, pero estaba enganchado a ella, posteriormente descubrí que era una persona muy promiscua y que únicamente me había utilizado, alli acabé con toda esta historia. Quedé muy marcado con esa relación, de hecho a día de hoy aun recuerdo lo mal que lo pasé con esa historia.

Pasaron unos años, en los cuales seguía programado y tuve unas relaciones amorosas cortas pero muy intensas. Esto me llevó a apartarme del camino de las relaciones amorosas, incluso a dudar de la existencia de todo lo relacionado con los sentimientos más sinceros.

En el año 2012, tuve una relación orquestada que me dejó devastado durante dos años. La conocí en un viaje, y la primera vez que la vi fue como si la conociera de antes, seguidamente sentí una gran atracción hacia ella, aunque esta no era rubia sino con el pelo muy negro, Ella venía de un divorcio, y traía muchos problemas psicológicos, pero como es habitual en mi pensé que yo la podría ayudar/sanar con mi buen hacer, no se me iba de la cabeza, a pesar de esto conocí a otras dos chicas a lo largo de un año, pero ninguna de estas relaciones fructificó puesto que yo me seguía acordando de aquella chica. Así que intenté acercarme a ella. Un dato curioso, es que a esta chica siempre me llegaban oidas de que le pasaban cosas muy negativas, como depresiones, esguinces en los tobillos, problemas cardíacos relacionados con la ansiedad, etc. y un día en el cual quedamos todos los amigos de aquel viaje a comer, yo me acerqué a ella y la abracé y al mismo tiempo le dije en voz alta “dame toda tu negatividad”, y unas semanas después, mientras estaba en el salón de mi casa noté una sensación de que algo muy negativo venia hacía mí. Semanas después quedé con esta chica en mi casa y ella accedió, no tuvimos relaciones sexuales pero si besos y tocamientos, que mientras estaba en esa situación sentí unos sentimientos desbordados, como si fuera algo repentino y muy fuerte, algo que ni yo mismo entendía, después de aquella experiencia ella no quiso repetir y todo se me volvió negativo, hecho que me llevo a sufrír durante todo un año, quede atrapado en esa experiencia y eso que no habia habido nada importante, pero quedé muy tocado.

Posteriormente a esta historia, de forma particular y sin saber porque, sentí mucha atracción hacia el Reiki, ninguna amistad cercana lo practicaba, por lo que estuve buscando, hasta que encontré a una amiga que tenia una clienta que era Master en Reiki, por lo que accedí a hacer el primer nivel junto con otras 3 amigas más, de las cuales ninguna de ellas continuo con su práctica, solo yo. Como anécdota particular, durante la sesión de iniciación yo noté un fuerte chasquido continuado en el oido derecho y se lo dije a la Master Reiki, no dándole importancia a este hecho, decía que se me estaba abriendo el canal energético central. Otro dato curioso fue que una de mis tres amigas tenia un pequeño tumor cerebral, que se lo habían detectado hacía unos meses, y al finalizar la sesión de iniciación la Master Reiki le dijo que quería hablar con ella en privado. Estoy seguro que la Master Reiki no sabia nada de este asunto antes ya que mi amiga lo llevaba muy en secreto, no lo sabia casi nadie de su circulo cercano.

Yo continué con la practica del Reiki, el cual me llevó a un estado relativo de felicidad, un estado placentero, después del sufrimiento que había tenido en la anterior “relación” comentada. Yo estuve practicando casi a diario para mi mismo y muy ocasionalmente para amigos y familiares, una sesión para cada uno. Pasados 6 meses y medio hice el segundo nivel de Reiki, donde me ocurrió lo mismo del fuerte chasquido en el oido derecho. Seguí practicando durante casi un año y medio más, incluso me notaba que yo promulgaba lo milagroso del Reiki, intentando captar adeptos. Durante este tiempo de práctica tuve la sensación de sentirme muy solo y comencé una meditación guiada que había en youtube para encontrar a mi “alma gemela”, la cual practiqué durante 100 días ininterrumpidamente tal como indicaban, una vez que finalice yo me sentía muy inquieto y nervioso, ademas de empezar a tener numerosas sincronicidades con el 11:11, además notaba mucha actividad en mi chakra corona, lloraba sin motivo por las mañanas al despertar, y me sentía como si fuera una marioneta, perdiendo concentración en mi trabajo, y como atontado, de hecho mi hermana me dijo en una ocasión que parecía que estaba enamorado sin estarlo, dato curioso. A esto que empecé a notar una sensación como que algo venía, no tan negativo como la otra ocasión, pero si que esta vez estaría más preparado para afrontarlo. Un mes después de finalizar con la meditación empece a tener sentimientos hacia una persona, de manera inexplicable, si que era una persona muy atractiva, pero no era del tipo de persona que yo me hubiera fijado como para tener una relación estable, cabe decir que esta persona era una mujer casada y 8 años mayor que yo, aunque ella si que entraba en el juego de la seducción, de hecho es/era una experta seductora. Como dato, diré que cuando la conocí hacía un año antes, la sensación que tuve fue de caerme mal, debido a su soberbia y prepotencia, aunque no llegue a “conectar” con ella hasta casi un año despues. Para mi fue una sensación muy fuerte, tenia sentimientos fuertes hacia ella, una conexión muy especial, con mucha confianza y complicidad inusual, de hecho nunca en mi vida me he abierto tanto a nadie como con ella, además reíamos mucho, y hablábamos durante horas y horas de todos los temas, incluido de lo paranormal, ella decía que era un ser de luz, también le gustaba todo lo místico, de Egipto, cosa que a mi me reconfortaba de haber encontrado alguien tan afín a mi, de hecho yo le decía en más de una ocasión que eramos “gemelos”, además de una serie de sincronicidades que yo mismo casi ni creía cuando ocurrían, como tener la misma herida en el talón del pie, pensar en ella y encontrármela o hablarme por mensajería, decir las mismas frases al mismo tiempo, etc.

Conforme fue avanzando esta historia yo sentía algo raro, como que quería salir de allí por que no me llevaba a ningún sitio esta relación (se puede decir de amistad), pero yo sentía una atracción sexual y emocional muy fuerte hacía ella aunque ella no quería nada sexual conmigo, luego empezó el maltrato hacía mi, con comportamientos narcisistas y todo lo que esto conlleva, comportamiento egoico, triangulación con otros chicos, manipulación, promiscuidad, maltrato psicológico, etc..aunque yo siempre pensaba que sanaría y por eso aguante más de la cuenta, cosa que en otra relación normal no hubiera aguantado.  Luego decidió salir de mi vida de repente y yo acepté, y caí en un estado muy fuerte de confusión, disonancia congnitiva. Durante este periodo final de esta relación di con tu blog, tanto cuando hablabas de las llamas gemelas como cuando decidiste salir de todo lo relativo a la nueva era, el cual también se lo hice llegar a ella, ya que yo como en las anteriores relaciones quise ayudarla y sanarla de sus problemas, incluso durante un tiempo le hice sesiones de Reiki a distancia con la intención de ayudarla, ya que también me comentaba que había tenido una infancia muy dura con muchos problemas familiares y cosas que no me quiso contar (siempre hablando con escepticismo, ya que al descubrir su narcisismo lo pongo todo en duda), incluso realice durante 10 veces la oración para la sanación de lazos con ella. Durante esta etapa final de la relación, yo decidí salir también de la nueva era, desprogramar y reconectarme con el Padre Creador y Jesucristo, por lo que quemé documentación nuevaerista, tiré/rompí todas las piedras, quité figuras de budas, mandalas originales del tibet, pirámides, etc, y comencé a orar para la rotura de linajes e interferencias interdimensionales, no sin sufrir ataque psíquicos, visitas nocturnas con amenazas (ruidos como gruñidos en los oidos) y tocamientos intimidatorios durante el sueño.

A día de hoy, tres meses después de decidir salir de la nueva era y el haber salido de esa relación, aunque a veces coincido con ella, ya no tenemos ningún trato entre los dos, ni siquiera nos hablamos, yo intento entender todo esto que ha pasado, no le guardo ningún rencor a día de hoy, aunque no comparto su comportamiento, es más sigo orando a diario para mi liberación, sanación y protección, también lo hago a diario para ella ya que considero que está muy parasitada, ya que me comentaba hechos paranormales en su casa como caída de objetos bien sujetos como espejos sujetos a la pared y visitas nocturnas. Aunque ahora que he descubierto su comportamiento narcisista, soy un poco escéptico sobre su sanación, ya que todos los expertos dicen que esto no tiene cura.

Para terminar, gracias por escucharme y espero haber contribuido a informar y ayudar a despertar a muchos que están pasando por la misma situación. Siempre hablando desde mi punto de vista que no quiere decir que sea el correcto, pero he pensado que todo lo que me ha pasado en este sentido a lo largo de mi vida esta relacionado con las interferencias interdimensionales, ahora que ya conozco el asunto gracias a tu difusión.