La correlacion de la Nueva Era con el Nuevo Orden Mundial

La correlacion de la Nueva Era con el Nuevo Orden Mundial

Muchos últimamente me han escrito mensajes preguntando porqué el énfasis en advertir tanto sobre la nueva era, y porqué queremos correlacionarla con el nuevo orden mundial si parecería que son tan opuestos. Se muestran dispuestos a escuchar pero no entienden exactamente dónde radica el engaño y me han pedido que lo explique lo más claro posible.

Para ello, les anexo éste artículo que lo explica mucho mejor de lo que lo podría explicar yo misma:

El Nuevo Orden Mundial y el Movimiento de la Nueva Era son sinónimos, ellos trabajan tan cerca que no hay diferencia entre ellos.

Donde el Nuevo Orden Mundial ha vencido y conquistado el ámbito político para un nuevo orden mundial, el Movimiento de la Nueva Era ha y está haciendo lo mismo en la religión.

Pero ¿qué es la Nueva Era y por qué es esta una desgracia? El Movimiento de la Nueva Era cree y enseña que todo lo que es, es Dios. Somos todos divinos, dioses en nosotros mismos. Ellos redefinen la expiación Bíblica por todo es uno, uno es todo. La autora del betseller de la Nueva Era Shirley MacLaine dijo en “Out on a Limb” ( curiosa película donde todos los elementos nuevaeristas se conjugan : filosofía nueva era, conexiones de almas, espiritismo, extraterrestres, guías espirituales, etc… una película clave en la programación mental de las masas ) que “Todos somos dios. Sólo que lo olvidamos”. Ella afirma que este es el secreto mejor guardado del siglo veinte.

Shirley en Macchu Picchu… curioso que siempre vayan a esos sitios

Los de la Nueva Era buscan alcanzar una conciencia cósmica universal que será precedida por una nueva evolución de la humanidad en la cual la presente era de adoración a Dios como el Padre, Hijo y Santo Espíritu debe terminar y el comienzo de una nueva era con el Cristo de la Nueva Era, debe comenzar quien suplantará las “falsas” enseñanzas del Cristianismo.

Sus líderes señalan que un gran súper humano maestro y líder está pronto por venir. El, ellos han declarado, que establecerá un glorioso reinado de hombre en la tierra en el cual todos los hombres vivirán en paz, armonía y unidad. Poseyendo una sabiduría y conocimiento sin paralelo, y manejando maravillosas habilidades psíquicas, todos los poderes del universo estarán a sus órdenes.

Este líder tendrá realizada su divinidad apoyado por sus poderes sobrenaturales que Satanás le dará para apoyar sus afirmaciones. El será la primera persona aclamada por haber alcanzado su total potencial de divinidad y el mundo le seguirá. Algunos catedráticos proféticos afirman que el anticristo no afirmará ser Dios en el clásico sentido Bíblico, sino un hombre que ha alcanzado la divinidad… un “iluminado”.

No todos los de la Nueva Era se refieren a este Cristo que viene como Señor Maitreya, Sananda o Germain. Algunos van mas allá y le llaman Lucifer. De hecho, el aspecto más atemorizante de la Nueva Era es su adulación dada Lucifer quien ellos describe como un “Dios de luz y Dios de Bondad”. Una enseñanza de la Masonería dada a aquellos que ostentan el grado 30, 31 o 32.

Para aquellos quienes no pueden tolerar a Lucifer como el “Cristo” los de la Nueva Era les ofrecen un ser llamado Sanat Kumara. “Sanat” es obviamente una referencia ligeramente cubierta del nombre de Satán. El cambio de la pronunciación es para ayudar a encubrirlo de aquellos quienes aun no están listos para confesar a Satanás como su Señor y Mesías, sin embargo aceptan la agenda completa de la Nueva Era como de su propiedad. Su momento de “estar listo” está corriendo mientras los segundos marcan por su temporal, histórica y profetizada aparición. La bestia cuyo número es 666 (Apoc. 13).

Ninguna fecha ha sido nunca especificada para el tiempo esperado del arribo del “Mesías” pero muchos de los de la Nueva Era anunciarán su llegada como muy rápida en la cual un proceso de iniciación global será implementado llamado la “iniciación Luciferina” en la cual cada uno será enseñado como obtener divinidad bajo el Señor gobernador de influencia y liderazgo.

De acuerdo al diario del Centro Tara llamando “Network News” el más importante mensaje de Maitreya que su publicista Benjamín Creme publica es que este “Día de Declaración” arribará pronto, y todo el mundo anunciará su arribo como el Cristo. La imitación blasfema del verdadero Cristo de la Biblia.

¿Cómo que se te hielan los huesos, no es así? De que el mundo entero adorará a Satanás como a Dios, y la mayoría de ellos voluntariamente. El será mas que un gran líder político y militar sino también la adorada cabeza de una religión oficial mundial. La “Madre de las Abominaciones” descrita en Apocalipsis 17. El término “Babilonia” se refiere a las religiones blasfemas, como el Catolicismo, y no habrá excepción mientras éste demanda auto adoración más que la adoración al verdadero Dios. Aquellos quienes se nieguen a adorar a Satanás, ellos mismos se convertirán en víctimas del “proceso de purificación” de la Nueva Era en el cual los verdaderos creyentes ya son el principio de su lista para ser purificados, un encantador término para lo que realmente significa: asesinato, muerte.

Los portavoces de la Nueva Era afirman que la tierra pronto experimentará el caos, una remoción internacional de la tierra de todos aquellos quienes se rebelan en contra del Mesías de la Nueva Era que viene. ¿Se referirán al rapto con tal remoción de aquellos que no se quieran “modernizar”?  Este “cristo” será, como describen estos de la Nueva Era, años luz más adelantado que cualquiera en la tierra quien enseñará maravillosas y nuevas revelaciones trayendo paz y prosperidad al mundo. El vendrá como un salvador, arribando justo cuando el mundo está deslizándose dentro del caos y la destrucción para dirigir al hombre dentro de una brillante, esplendorosa, y gloriosa Nueva Era.

Creme insiste que Maitreya se revelará a si mismo sólo cuando la humanidad esté lista y la prensa del mundo esté deseosa de publicar su arribo. El indica que este Maitreya está trabajando pacientemente detrás de escena, preparando a los líderes del mundo y a los políticos para su aceptación, esperando por su señal, rogando por su tiempo.

Este futuro caos no puede ser ningún otro más que la guerra contra los verdaderos creyentes de los cuales el término de los de la Nueva Era es un tiempo de transición, cuando todos aquellos con “vibraciones negativas” serán removidos. Este también se refiere al tiempo durante el Período de la Tribulación o el tiempo de prueba de Jacob cuando todos quienes se tornen al verdadero Cristo experimentarán un tiempo de persecución, cuando todos aquellos que rechacen adorarlo y recibir su marca serán asesinados. La líder de la Nueva Era y autora Ruth Montgomery dice que aquellos quienes se rebelen durante este tiempo serán enviados a otro planeta para que “re-piensen sus actitudes.” ¿Este “envío” de personas pudiera ser la experiencia sobrenatural del rapto? lo dejamos a su consideración pues suena como un pretexto excelente de la nueva era para justificar la desaparición de millones de personas.

La Agenda de la Nueva Era

De acuerdo a la filosofía y teología de la Nueva Era todas las prácticas y creencias religiosas son totalmente aceptables, no importa cuan extraño o bizarro siempre y cuando estas no profesen la creencia en un Dios personal tal como lo hacen los Cristianos. Ellos agresivamente objetan a cualquier sugerencia de que cualquier religión o fe es el único camino (excepto la de ellos). Ellos describen a los Cristianos que creen que Jesucristo es el único camino de salvación como personas intolerantes y prejuiciados quienes están cometiendo idolatría al “Dios del pasado”.

Los de la Nueva Era predican que no hay un Dios personal en el cielo a quien el hombre deba temer y obedecer. Que el hombre es un evolucionante dios y debe seguir cualquier camino que el elija. Lo que uno necesita entender es que no todos los de la Nueva Era necesariamente creen las mismas cosas, algunos ni siquiera tienen interés en el aspecto religioso de esto sino que están más envueltos con el aspecto paranormal del movimiento. Los que mas deberían preocuparles a los verdaderos creyentes son aquellos de la Nueva Era quienes profesan ser verdaderos Cristianos. Los que no rechazan la Biblia pero afirman que ellos están sencillamente corrigiendo previas incorrecciones o falsas interpretaciones dados los errores de traducción. Debido a que estos están en posiciones de liderazgo son quienes con influencia demoníaca están engañando a muchas, muchas personas.

La mayoría de los de la Nueva Era admitirán que Jesucristo es un Dios, pero afirmarán que el no es mas Dios que ningún otro. Ellos no se refieren a Dios como a aquel Dios que ama un verdadero creyente, sino como una fuerza de energía universal o impersonal que incluye todo y es todo.

“Dios” para los de la Nueva Era es tanto un él como ella, un padre o una madre, un dios o una diosa. La mayoría de los de la Nueva Era enseñan que la madre tierra, el sol, la luna, y las estrellas, de hecho toda la naturaleza puede ser adorada como “Dios”. Ellos enseñan que el hombre se convierte en Dios una vez comprende su potencial y actúa sobre éste. La diferencia entre Jesús y cualquier otro es que él comprendió y demostró el potencial de “Cristo” que cada uno tiene. “Cristo” siendo un oficio o estado espiritual de alta conciencia. Un término que puede ser aplicado a cualquiera que alcance un elevado estado de conciencia alcanzando un status divino. Una enseñanza blasfema de que todos somos Cristos en proceso y que la “Conciencia Crística” es asequible para todas las personas. En otras palabras, el hombre es un ser divino cuya realización de su potencial de ser dios puede ser despertada.

Cuando los discípulos le preguntaron a Jesús que ocurriría en los últimos días antes de su segunda venida, él advirtió “….muchos vendrán en Mi nombre diciendo, yo soy el Cristo, y engañarán a muchos” (Marcos 13:6).

Analizando este punto en particular de las Escrituras, uno puede ver que la palabra “Cristo” en el texto original está en itálicas, significando que ésta no está en el texto Griego original del cual obtuvimos la versión en inglés de nuestro Nuevo Testamento. Sin embargo, uno puede dejar el término fuera del texto. Por lo tanto se leería así: “Muchos vendrán en Mi nombre diciendo YO SOY”. La palabra griega para “muchos” es polus, significa “cientos de miles” quizás millones. Así que el texto podría leerse, “Cientos de miles o millones vendrán en Mi nombre diciendo, “YO SOY” o “YO SOY el que SOY”. Esto es exactamente lo que miles del movimiento de la Nueva Era están diciendo y hay aproximadamente medio billón de ellos quienes están proclamando su deidad. Jesús advirtió “Muchos vendrán en Mi nombre diciendo, Yo soy el Cristo, y engañarán a muchos” (Mateo 24:5).

Lo que es mas importante que entendamos es que el pegamento que mantendrá unido al Imperio del Anticristo es la aceptación universal de lo que la Biblia llama “la mentira” de que el hombre es Dios. Muchos creerán “la mentira” y serán iniciados dentro del reino de Satanás y la adoración a él como el Anticristo. Este es la misma mentira con que Satanás engañó a Eva. Ellos también afirmarán que ellos, los Maestros Ascendidos y sus fuerzas son nuestros creadores.

Es el Movimiento de la Nueva Era, quien sirve como uno de los jefes de campaña de Satanás para esparcir el engaño que pavimentará el camino al Anticristo. Johanna Michaelsen, autora de “Como Ovejas al Matadero”, captura la esencia de cómo “la mentira” será esparcida:

1 “¿Con que Dios os ha dicho:…?” El Dios de la Biblia no es fiable. Todos saben que la Biblia no es libre de errores ni es la infalible Palabra de Dios. Está llena de mentiras y errores, reescritos y malas traducciones. Esta significa solo lo que tú elijas creer.

2. “No moriréis!” No existe tal lugar como el llamado cielo, y ciertamente tampoco existe tal lugar como el de un infierno literal. El pecado es un mito peligroso. Dios no castiga, y por lo tanto realmente no necesitas un “Salvador”. ¡No hay nada de qué ser salvado! No importa lo que tú hagas o creas, siempre que seas sincero. ¡La muerte no debe ser temida! El libro de Shirley MacLaine “Alto Ego” nos lo dice así. Cuando tu cuerpo cesa de mostrar signos de vida tú no mueres; tú meramente liberas tu Alto Yo dentro del plano astral donde continuaremos aprendiendo, evolucionando, y creciendo aún más y más alto.

3. “y seréis como Dios…” No naces con una naturaleza pecadora. Nada importa más que nutrir o estimarte a ti mismo… aún más, y más importante de entender, Dios no es un Dios personal. El es una fuerza.

4. El es un ella; El están en Todo, y Todo está en El – por lo tanto todo es Dios, incluyendo el mal. Por lo tanto, no hay “correcto” y no hay “error”.

Hoy Satanás está engañando al mundo con el mismo orgullo y arrogancia que usó con Eva. Esta misma mentira es lo que forma la base de todo el ocultismo en general y la Nueva Era en particular. Considerando la fuente, uno pensaría que los ocultistas y los de la Nueva Era serían un poco menos entusiastas acerca de sus creencias. Desafortunadamente, ese no es el caso.

Satanás, quien ha dicho, “…y seré semejante al Altísimo.”(Isaías 14:14), sedujo a Eva y ahora a millones de otros dentro de su rebelión en contra del verdadero Dios. Por supuesto cuando el prometió divinidad a Eva, lo que “el padre de mentiras” (Juan 8:44) se negó a decirle es que ella sería una reclamante, captadora de divinidad, y una rebelde en contra del verdadero Dios – y por lo tanto sujeta a Su juicio sobre todos los falsos dioses. Satanás nunca ha sido conocido como un buen perdedor, y esto parece tristemente ser la verdad en el caso de que “la miseria ama la compañía”. La mejor forma de Satanás tomar venganza de Dios por lanzarlo del cielo es destruir tantos seres humanos como pueda alcanzar.

Las consecuencias de convertirse en dios son muy claras. Jeremías recuerda a Israel que el único Dios es el creador del Universo, y que El declaró que todo aquel que aspire al estatus de ser un dios perecerá. El advirtió, “10 Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación. 11 Les diréis así: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra, desaparezcan de la tierra y de debajo de los cielos.” (Jer. 10:10,11).

Millones de personas están siendo arrastrados a la creencia de la Nueva Era de que el hombre es en sí mismo un dios en evolución y que el mas grande amor es el amor a si mismo. Una filosofía religiosa que deifica al hombre y en la cual no hay tal cosa como la pérdida del alma.

El misticismo oriental, una contraparte de la Nueva Era, enseña que el ser es Dios y eso declara nuestro propio potencial como deidad, podemos convertirnos en un “Dios”. El Yoga ofrece varias técnicas de meditación donde uno puede descubrir su verdadero alto yo. Siguiendo la aceptación del misticismo dentro de nuestra cultura hemos heredado gurús quienes claman ser Dios mismo y enseñan que cada persona puede percatarse de su propia divinidad a través de sus enseñanzas.

Un gurú es una persona quien supuestamente ya se ha iniciado dentro del mundo espiritual y está capacitado para ayudar a los no iniciados. Un gurú bien conocido, Sai Baba, tiene veinte millones de seguidores solamente. Si esto no fue engañando a tantas personas, sería cómico. No obstante este movimiento se ha infiltrado dentro de nuestro mundo con aceptación y sin resistencia porque utiliza términos con que las personas pueden identificarse y ser confundidos como “Cristianos”. El real significado de la terminología de la Nueva Era no obstante es, abominable y blasfemo a la teología Bíblica.

Ellos sostienen que Buda, Mahoma, Confucio, Jesús y muchos otros eran “Cristos” pero uno más grande que todos ellos vendrán pronto a introducir la Nueva Era. Para el Cristiano que discierne, este Cristo de la Nueva Era que viene, es de hecho el Anticristo. Los de la Nueva Era definen a los ángeles como Maestros de Sabiduría Ascendidos, Espíritus Guías, Guías Internos, y otros Altos Yo los cuales son colectivamente llamados la “jerarquía”. Estas entidades no son ángeles, sino ángeles caídos, lo que llamamos alienígenas o y algunos son sólo demonios. Los de la Nueva Era usan el término “ascender” para significar una transformación y sanidad planetaria o personal. El punto cuando un creyente “se va” y permite a su Alto Ego o Guía Interno guiarlo y dirigirlo a su vida. En otras palabras, invitar a la demonización a través de un falso Espíritu Santo que venga a vivir en el. Ellos interpretan el cielo y el reino de Dios como una espiritualmente limpia y purificada tierra en donde la humanidad ha alcanzado la conciencia de Cristo descubriendo su divinidad interna. Una era cuando el cielo y el reino de Dios son realizados en la tierra traída por el proceso de purificación. Ellos niegan la existencia del infierno, el juicio, el pecado y la maldad.

El Plan de la Nueva Era

Como muchos otros grupos de “un mundo”, los de la Nueva Era están buscando la eliminación de los existentes sistemas políticos y ataduras nacionales. Ellos están preparando la bienvenida a una subsiguiente mezcla de todas las naciones y personas dentro de una cultura planetaria, con una sola corte de justicia, una sola fuerza policial, un solo sistema económico y de educación – todo bajo un único gobierno dominado por un súper buró de lo que ellos mismos llaman, “los iluminados”. Como Jesucristo tuvo 12 discípulos, no es presuntuoso pensar que el Anticristo también tendrá doce líderes señalados para operar su único gobierno mundial con él al tope como “Cristo”. Estos son los Maestros Ascendidos, o mejor, el Comando Ashtar que podrá posiblemente dirigir este consejo.

 Cuarto de meditación en la ONU

En la Nueva Era no habrá separación entre iglesia y Estado. Aun hoy, muchas de los líderes de las Naciones Unidas son ávidos seguidores de la Nueva Era quienes han establecido su propio centro de meditación de la Nueva Era en el edificio de las Naciones Unidas. Esto se ha convertido en una debacle internacional con muchas de nuestras cabezas de estado, congresistas y líderes de países y naciones convirtiéndose en fieles seguidores de este movimiento. De hecho, esto casi se ha vuelto sinónimo de aquellos quienes defienden un solo gobierno mundial o Nuevo Orden Mundial en el escenario del mundo hoy. El Movimiento de la Nueva Era está influenciado y apoyado por líderes influyentes (tales como la Reina Isabel II, John D. Rockefeller, George Bush, Bill Clinton) alrededor del mundo y sin discriminar a ninguno.

El Movimiento de la Nueva Era es mejor entendido como una red de organizaciones e individuos unidos juntos con valores comunes y una visión en común. Ellos hablan de paz, purificación y unidad.

Los líderes de la Nueva Era saben que solo si ellos pueden socavar la credibilidad de la Biblia, desacreditarla, y debilitar a la iglesia Cristiana serán capaces de alcanzar la ascensión al poder de su Mesías de la Nueva Era y el establecimiento de la religión mundial y el gobierno mundial. La horrible verdad acerca de este movimiento es que ellos no desean competir con el Cristianismo, ellos desean destruirlo. Ellos buscan reemplazarlo con este sistema religioso descrito en Apocalipsis 17: Misterio Babilonia la Grande, la Madre de las Rameras y de las Abominaciones de la Tierra. Atacar a los creyentes Cristianos mofándose de la Biblia es común entre los de la Nueva Era quienes al mismo tiempo infiltran las iglesias pasando por pastores, sacerdotes y otros títulos de liderazgo para promover sus bien engañosas doctrinas ocultas.

En la Nueva Era no hay tolerancia para el verdadero Cristianismo. Michaelsen dice, “En la Nueva Era se piensa que el Cristianismo tradicional bloquea la evolución de la raza humana, amenazando la unidad global necesaria para la sobrevivencia racial. “Unidad” es la contraseña del día. Unidad a todo costo, unidad a expensas de la verdad. Aquellos quienes se paran en medio del camino de la “unidad” –especialmente la unidad religiosa- son cada vez mas vistos con ojos hostiles, porque esos “desestabilizadores de mente estrecha” son vistos como parados en medio del camino obstaculizando el establecimiento de la paz y la misma sobrevivencia del planeta entero. Aquellas personas (tales como los Cristianos) quienes insisten en mantener sus creencias “ortodoxas arcaicas y provinciales” y la interpretación literal de las Escrituras deberían aprender a ser más “mentes abiertas” como flexibles o sino corren el riesgo de ser eliminados – enteramente.”

Como Michaelsen dijo, los de la Nueva Era encuentran difícil, sino imposible, tolerar las personas de “mentes estrechas.” Podrías decir que ellos mismos son algo “mente estrecha” por aceptar personas de “mente estrecha”… a tal punto que podríamos concluir que esas personas “mente abierta” son menos “mentes abiertas” de lo que a ellos les gustaría que nosotros pensemos. Esto sencillamente los hará declarar que tenemos todos que unirnos en un planeta mutuo, de mente-abierta y amor, aceptación, y tolerancia de uno al otro, mientras al mismo tiempo traman la deliberada y prematura defunción de aquellos que no estén de acuerdo. Su plan de eliminar esos Cristianos de hecho convertirá en realidad lo profetizado en Apocalipsis 13. Está bien profetizado bíblicamente que los Cristianos que se nieguen a “seguir con el programa” serán asesinados durante el periodo de la tribulación. Los Cristianos de hoy, frecuentemente nos mal interpretan… no estamos en contra de la paz, estamos a favor de esta. Pero estamos en contra de las ideas de la Nueva Era y ciertamente en contra de sus planes para una Iniciación Luciférica dentro de su pesadilla blasfema de la Nueva Era.

Aunque la mayoría de los de la Nueva Era negarían cualquier involucramiento con el satanismo, ellos son invariablemente uno y lo mismo con muchas más similitudes que diferencias. El Dr. Michael Aquino, Sumo Sacerdote y fundador del “Templo de Set”, declaró en el show de Oprah Winfrey en febrero del 1988, que indudablemente lo que sorprende a muchos de la Nueva Era es que Satanismo y Nueva Era son básicamente lo mismo. Michaelsen dijo “sospecho que bastantes de los de la Nueva Era van a ser terriblemente sorprendidos al descubrir algún día que su Lucifer, Pan, Sanat Kumara, Ser Superior, y Señor Maitreya son en realidad sólo apodos para un solo ser y que los Satanistas han estado adorándolo desde hace mucho tiempo.”

Para cumplir estos insidiosos y perversos objetivos, los líderes de esta nueva religión han establecido un Plan de la Nueva Era el cual ellos llaman El Plan Divino o sencillamente El Plan, designado por nadie mas que el maestro del engaño, Satanás mismo, y dictado a los humanos por los “Maestros Ascendidos”. Debes saber, si eres Cristiano –creyente en la Biblia y quien cree en el nacimiento, muerte y resurrección de Jesucristo el Hijo de Dios – que eres el objetivo primario de El Plan. De hecho, lo único que está en medio entre Satanás y la implementación exitosa de esta blasfemia global de una sola religión y un solo gobierno mundial eres tú y todos los demás Cristianos determinados que hay en todo el mundo que están parados en contra de ellos. Esta es la razón de que el engaño y la conquista del Cristianismo es su prioridad numero uno.

Un ataque directo y frontal ya no es mas el estilo de Satanás porque él sabe que esto solo hará a la iglesia mas fuerte. En vez de esto, el ha dominado un plan de tres fases para tomar control de la iglesia Cristiana. Desacreditar, infiltrar y engañar. Para desacreditarla él sabe que tiene que socavar la creencia en Jesús y desacreditar la Biblia. Por lo tanto publicar nuevas Biblias para desacreditar la Versión King James y alcanzar la exitosa infiltración y subversión de nuestras iglesias Cristianas desde dentro.

Satanás no desea destruir literalmente la iglesia, el desea mantenerla intacta. Lo que el desea son los corazones, las mentes y las almas de todos dentro de ella. Hoy los líderes Cristianos están introduciendo mensajes orientados a la Nueva Era, torciendo y manipulando las Escrituras para mostrar que la Nueva Era es compatible con las enseñanzas Escriturales. Estas mismas iglesias se están convirtiendo en algo más que centros de entretenimiento donde el clamor conjunto consiste en que para que alguien obtenga mas posesiones materiales debe darle más dinero a los charlatanes que los dirigen. “Me das mas, obtienes mas” es el tema de los lobos de hoy.

Para traer a la realidad en los últimos días este profetizado sistema religioso anti-Dios, Satanás ha tramado un Plan Maestro de trece puntos llamado El Plan, el cual fue dado a los de la nueva era durante sesiones donde Maestros Ascendidos hablaron a ellos por medio de telepatía o canalización. Hay sobre 500 millones quienes reportadamente tienen a diario contacto con estos seres. Muchos de esos demonios tienen libros en listas de Best Sellers usando a varios individuos para publicar sus mensajes satánicos al mundo.

1. La meta principal de El Plan es establecer mundialmente una sola religión y un solo orden político y social mundial.

2. La Religión Mundial de la Nueva Era será un reavivamiento de la religión idolátrica de la Antigua Babilonia en la cual los cultos misteriosos, hechicería y ocultismo, e inmoralidad florecieron.

3. El Plan viene a su culminación cuando el Mesías de la Nueva Era el Anticristo, con el número 666, venga en carne a dirigir la unida Religión Mundial de la Nueva Era y a supervisar el Único Orden Mundial.

4. Espíritus guías (alienígenas y demonios) ayudarán al hombre a inaugurar la Nueva Era y pavimentarán el camino para el Anticristo, el hombre-dios de la Nueva Era, a ser aclamado por la humanidad como el Gran Maestro Mundial.

5. “Paz Mundial,” “Amor,” y “Unidad” serán el clamor unido de la Religión de la Nueva Era.

6. Las enseñanzas de la Nueva Era están para ser enseñadas y propagadas en cada esfera de la sociedad alrededor del globo.

7. Los líderes de la Nueva Era y los creyentes esparcirán la apostasía de que Jesús no es ni Dios ni el Cristo.

8. El Cristianismo y todas las otras religiones están para venir a ser partes integrales de las Religiones que integren la Nueva Era.

9. Los principios Cristianos están para ser desacreditados y abandonados.

10. Los hijos serán espiritualmente seducidos y adoctrinados en las aulas de clases para promover la doctrina de la Nueva Era y otras ideologías destructivas.

11. El halago y la adulación será utilizado para engañar al mundo a creer que el hombre es un dios divino.

12. La Ciencia y la Religión de la Nueva Era vendrán a ser uno.

13. Los Cristianos quienes se resistan a El Plan tendrán que hacerle frente. Si es necesario ellos serán exterminados y el mundo “purificado”.

Este plan intenta llenar nuestras iglesias con lo que ellos llaman “Cristianos Cósmicos” – personas quienes pretenden ser Cristianos, pero son de hecho seguidores de Satanás quienes son enviados a deteriorar y destruir la iglesia. Y no sólo en nuestras iglesias, cualquiera puede ver una gran parte de esto tomando lugar en los círculos cristianos del internet de hoy.

De hecho, los líderes de la Nueva Era están convencidos de que ellos destruirán las iglesias Cristianas de América sin siquiera un susurro de protesta por parte de los millones de Cristianos en esas iglesias. Y en gran manera, muchos ya han tenido éxito. Ellos creen que su toma de control del Cristianismo será bienvenido por la mayoría de los ministros Cristianos y seculares. Su victoria, dicen aquellos líderes de la Nueva Era vendrá mientras los Cristianos abandonan en masa sus actuales obsoletas y desfasadas doctrinas y adoptan aquellas doctrinas de la Nueva Era. La fe ortodoxa judía es solo un objetivo, con su creencia en Dios y su primacía en el Antiguo Testamento. La Nueva Era verdaderamente cree que su actual campaña de subversión y debilitamiento de la doctrina Cristiana resultará en su total victoria. Y lo ha sido en gran parte. ¿Cuántos declararían a la Unidad Ecuménica o a las sanidades de la fe carismática como Nueva Era? La mayoría de las personas se mantienen esperando a que los lobos muestren sus horrendas cabezas de lo que realmente ellos son, de manera que sean fácilmente divisados mientras se sientan en esas mismas congregaciones de lobos semana tras semana. ¡Ellos no los pueden reconocer por lo que son!